Cristina Pedroche y su posible "último año" dando las campanadas

Quedan muy pocos días para cambiar de año y de década... y queda muy pocos días para ver a Cristina Pedroche rompiendo moldes e impactando al público como ha hecho en los cinco últimos años dando las Campanadas.
 

Pedroche asumió un papel y desde entonces, para críticas y halagos, lo defiende a capa y espada con mucho arte. Porque para ella es ante todo moda por encima de generar expectación y de los reproches que puedan surgir...: "Tiene muchas notas de muchas artes, y no solo moda", asegura la de Vallecas. 

 

Si algo tiene la compañera de Alberto Chicote es que, a pesar de los comentarios de días después y a lo largo del año que se suscitan es que no cambia de talante ni de actitud ni se molesta en contestar a sus haters, algo digno de alabar.

 


A pesar de que su madre es la primera que le recuerda: "Hija, con todos los vestidos que hay, ¿tú tienes que ir así?. Seguro que mucha gente piensa con todos los vestidos bonitos que hay y tienes que ir así", pero Pedroche lo tiene claro y no ha dudado en explicar que este año no puede llevar ni ropa interior...

 

De lo que está claro es que la va a liar, como dice su padre, pero según la periodista es muy fino y elegante: "Es muy sofisticado, elegante y muy fino", aunque añade que no va a perder su identidad: "Pero es muy Pedroche".

 

Pedroche y su estilista, Josie están unidos de la mano aunque la presentadora del Campanadas tiene miedo por un motivo: "Yo creo que cuando lo veáis vais a flipar, porque ya lo dije este año o triunfo o me hundo entonces lo mismo pues es el último año".

 


Sobre si este será o no el último año que se coma las uvas en la Puerta del Sol ante las cámaras Pedroche comentaba: "Cada año me voy superando, este año es como la cima. Me da miedo hacerlo otro año más y pasar por debajo, tiene que ser arriba y como soy tan perfeccionista me da miedo"
 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: