Condenado un vecino de Torre Val de San Pedro que tenía encerrados varios perros en un remolque

Perros maltratados (Foto: E. P.)

Las investigaciones se iniciaron tras la inspección realizada por agentes del Seprona en un corral en la localidad de Torre Val de San Pedro en abril de 2012, junto con veterinarios de la Junta de Castilla y León.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Segovia ha condenado a un vecino de Torre Val de San Pedro (Segovia) por la comisión de un delito de maltrato animal.

 

La pena es de nueve meses de prisión sustitutiva, con inhabilitación especial durante tres años para la tenencia de animales domésticos, el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales, según han señalado desde la Subdelegación del Gobierno.

 

Las investigaciones se iniciaron tras la inspección realizada por agentes del Seprona en un corral en la localidad de Torre Val de San Pedro en abril de 2012, junto con veterinarios de la Junta de Castilla y León.

 

Encontraron allí tres perros encerrados en un remolque de pequeñas dimensiones. Uno estaba ya muerto y los otros dos presentaban un estado de desnutrición extrema, sin acceso a agua y alimentos, así como sin poder salir al exterior. Las condiciones higiénicas sanitarias que presentaban los animales eran muy deficientes.

 

Por estos hechos, el equipo del Seprona elaboró las correspondientes diligencias, que fueron remitidas al Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción de Sepúlveda, que inició el procedimiento judicial que ahora ha finalizado con la sentencia condenatoria.

 

Las mismas fuentes han recordado que el artículo 337 del Código Penal castiga al que "por cualquier procedimiento maltratare injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole lesión que menoscabe gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual".