height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden">

Cómo realizar el Camino de Santiago, la ruta de peregrinación más famosa

Son muchas las razones que invitan a realizar el Camino de Santiago.

El Camino de Santiago es la ruta de peregrinaje más famosa de la cristiandad y aquella que ha conseguido conservar su atractivo original de una mejor manera a lo largo del tiempo. Cada año, sus diferentes recorridos atraen a millones de personas cuyo fin último es llegar a la popular plaza del Obradoiro, donde se encuentra la catedral de Santiago de Compostela y que supone el principal punto de destino –si bien no el único– de una senda con mucha historia y que no ve descender el interés por realizarla año tras año.

 

Las razones para realizar el Camino de Santiago pueden ser muchas y muy variadas, desde aquellas que atienden de manera única a las religiosas, siendo la ruta escogida un aprendizaje, muestra de fe y una forma de vivir la creencia personal, hasta aquellas puramente deportivas. Porque, efectivamente, la extensión del Camino de Santiago, junto con el hecho de ser una ruta conocida, con los tramos bien marcados y con múltiples itinerarios posibles ha hecho que sean muchos los aficionados al deporte que eligen realizar el Camino con el único fin de completarlo con propósitos deportivos, disfrutando de los diversos paisajes que recorren unas y otras zonas geográficas bien en andando o bien en bicicleta.

 

Ante este constante éxito entre todos los grupos de población, son muchos los que se preguntan cómo realizar el Camino de Santiago de la mejor manera posible y cuáles son las opciones para hacerlo. Siendo una ruta tan conocida, evidentemente, la información disponible al respecto es ingente, pudiendo conocer sin dificultad las principales rutas y tramos en apenas unos minutos. Será un poco más complicado, no obstante, llegar a la conclusión acerca de cuál la mejor manera de efectuarlo en cada caso particular.

 

La logística del Camino de Santiago

 

El principal aspecto de complejidad del Camino de Santiago es el referido a la logística y la organización del viaje, especialmente para los viajeros menos experimentados o aquellos que no suelan hacer rutas que requieran de una cierta preparación física. En estos casos, más que en ningún otro, habrá que medir muy bien los tiempos, tener controlados los puntos de parada, conocer qué jornadas pueden realizarse más o menos kilómetros y un largo etcétera de complejidades para los que una persona puede no estar preparada.

 

Si es el caso, lo más idóneo que puede realizarse es acudir a páginas web con servicios destinados al Camino de Santiago desarrollados por especialistas en la materia. Algunos de estos expertos informan, desde su sitio web santiagoways.com de cuáles son las opciones que existen en la actualidad para realizar el Camino mediante diferentes rutas y ofreciendo distintos paquetes para realizarlo con guía, alojamiento, traslado de equipaje, etc...

 

Uno de los ejemplos de ruta que ofrece este servicio es el camino del portugués, una experiencia rural que comienza en Lisboa y recorre la costa portuguesa hasta llegar a Santiago. El Camino del Portugués es ideal para aquellos que quieran descubrir los rincones de Portugal y, al mismo tiempo, realizar una ruta del Camino de Santiago que no es tan usual en España por el desplazamiento que conlleva. Desde luego, una excelente manera de vivir esta experiencia ya sea como primera ruta o tras haber realizado ya otras.

 

Santiago, un nombre muy especial

 

Las referencias que se encuentran acerca del Camino de Santiago a lo largo de la historia son múltiples, la mayoría de ellas haciendo alusión al gran nexo con lo cristiano y lo divino que une a estas rutas no solo con Santiago de Compostela, sino con el apóstol Santiago. Es él la razón principal para los peregrinos de visitar la catedral compostelana aunque, como ya hemos mencionado, las vertientes del Camino no son exclusivamente de índole religiosa, sino que se dan de todo tipo.

 

El significado del nombre Santiago sin embargo, va mucho más allá del simple hecho religioso, teniendo diferentes connotaciones y significados que se tienden a desconocer, de la misma manera que ocurre con el resto de nombres que tan comúnmente se utilizan a diario en la sociedad. A través de Internet se puede conocer de manera sencilla todo lo referente al nombre Santiago y de todos los demás para tener consciencia tanto de su historia como de muchos otros datos y curiosidades.