Cinturón de seguridad: los casos en los que no es obligatorio y quién paga la multa si no lo llevas

Algunas maniobras, profesionales y un medio de transporte concreto: estas son las excepciones al uso del cinturón.

El cinturón de seguridad es uno de los dispositivos vitales de la seguridad de un vehículo, y a pesar de ello cada año un 20% de los muertos en carreteras no lo llevaban puesto. Su uso es obligatorio de manera general y 100% recomendable porque reduce de manera notable las posibles lesiones, pero también hay casos en los que podemos no llevarlo, aunque su uso es siempre mejor.

 

Según explica la revista 'Tráfico y Seguridad Vial' de la DGT, el cinturón es un elemento obligatorio en España con algunas excepciones, reguladas en el Reglamento General de Circulación. Actualmente se está debatiendo la vigencia de alguna de esas excepciones: la que rige para profesores de autoescuela o examinadores en servicio, la que exime a los conductores al realizar la marcha atrás o aparcar y a los repartidores de mercancías

 

Como norma general, están exentos de utilizar el cinturón en todas las vías los conductores cuando realicen la maniobra de marcha atrás o de estacionamiento y aquellos que certifiquen por razones médicas graves o discapacidad que les exima de utilizarlo. También, y solo en vías urbanas, los conductores de taxi cuando estén de servicio. Estos, y solo en ciudad, podrán transportar a personas con una estatura inferior a 135 centímetros sin utilizar sistema de retención homologado. Eso sí, siempre que ocupen los asientos traseros del vehículo.

 

Igualmente están exentos los transportistas cuando realicen sucesivas operaciones de carga y descarga en lugares próximos; los conductores y los pasajeros de los vehículos en servicios de urgencia y las personas que acompañen a un alumno durante el aprendizaje de la conducción o durante las pruebas de aptitud y estén a cargo de los mandos del automóvil.

 

En España existe otra exención al uso de cinturón: los pasajeros que viajen de pie en un autobús autorizado para ello o en el caso de que este vehículo no esté dotado con este elemento de seguridad.

 

 

¿Quién paga la multa?

 

Desde un punto de vista legal, ¿quién es el responsable del uso del cinturón de seguridad en un vehículo? ¿El conductor o el pasajero? La actual normativa establece que “la responsabilidad por las infracciones a lo dispuesto en esta ley recaerá directamente en el autor del hecho en que consista la infracción”.

 

Cualquier sanción por no usar el cinturón en un vehículo recaerá sobre la persona que no se abroche este dispositivo de seguridad, sea el conductor o cualquiera de sus ocupantes. La multa impuesta será de 200 euros en todos los casos y retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: