Cerca de 2.000 litros de leche gratis en Segovia para exigir a Tejerina medidas que frenen la caída de precios

Leche

Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha reclamado a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente medidas que pongan freno a la caída de los precios de la leche de vacuno. 

Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha reclamado este viernes a la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, medidas que pongan freno a la caída de los precios de la leche de vacuno. 

 

Según señalan fuentes de la organización, el precio que perciben las explotaciones ganaderas se sitúa hasta diez céntimos por litro por debajo de la cuantía que recibían el año anterior.

  

A esta bajada se unen las "prácticas mafiosas" de las industrias, lo cual, según UCCL, ha quedado patente con la sanción de 88,2 millones de euros a las lecheras por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

  

Además, la entidad agraria se queja de que la gran distribución utiliza la leche como producto reclamo, llegando incluso a utilizar la "venta a pérdida", prohibida por ley, que "agravan aún más" la situación para los productores y el hundimiento del precio en origen.

  

Para denunciar la falta de medidas efectivas y advertir de la situación "preocupante" que viven los 17.000 ganaderos que hay en España --1.600 en Castilla y León--, miembros de UCCL y su cooperativa Mesenor, apoyados por el coordinador regional de la organización agraria, Jesús Manuel González Palacín, han repartido al mediodía de este viernes junto al Acueducto de Segovia más de 2.000 litros de leche gratuitos.

  

Según las cifras aportadas, la cifra de ganaderos en la Comunidad ha ido descendiendo desde el año 1987 hasta perderse más de 39.000, un 96 por ciento, lo que la organización achaca a la falta de rentabilidad de las explotaciones motivada por la reducción del precio en origen de la leche de vaca, que no cubre los costes de producción.

  

"Resulta imprescindible la creación de una mesa de negociación en el que se encuentren presentes todos los eslabones de la cadena alimentaria, productores, distribución e industria, con la presencia de la propia Administración, para equilibrar el mercado y hacer rentable la producción, así como la articulación de mecanismos que eviten la volatilidad del precio de los factores de producción", señalan fuentes de la organización, que no descarta nuevas acciones de protesta.