Castilla y León trabaja en poder proteger por ley sus paisajes más reconocibles

Embalse de Riaño (Foto: F. Oliva)

La Junta incluirá el concepto de "paisajes culturales" en la normativa para contar con mecanismos de protección.

El director general de Patrimonio de la Junta de Castilla y León, Gumersindo Bueno, ha señalado este viernes en Salamanca que la Administración trabaja para introducir el término de "paisaje cultural" dentro de la ley autonómica de Patrimonio Histórico. Sobre los paisajes culturales, que engloban entornos "específicos y distintos" en los que la mano del hombre ha tenido un impacto "positivo", Bueno ha dicho que la Junta ya ha puesto en marcha proyectos para la catalogación. La ley de patrimonio incluye la creación de un catálogo de paisajes sobresalientes y abre la puerta a declaraciones de interés como las de los monumentos.

 

Esta tarea pasa por labores como la que se está llevando a cabo dentro del Programa Operativo de Cooperación Transfronteriza con Portugal, en el que se incluye la búsqueda y el estudio de paisajes culturales en el oeste de Castilla y León, con resultados presentados este viernes en unas jornadas en la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de Salamanca (USAL), un acto al que ha asistido Gumersindo Bueno.

 

De nuevo sobre la incorporación a la ley de estos entornos, ha explicado que la Junta tratará de "aplicar el concepto" en la norma autonómica y "establecer mecanismos de estudio, de protección", que ayuden a luchar contra la despoblación y que cuenten con medidas de conservación "sin bloquear la vida" de sus vecinos.

 

Según sus palabras, el objetivo es disponer de una "ley consensuada" con los sectores agrarios, las entidades de protección del patrimonio o los distintos partidos políticos, entre otros agentes, y tener los primeros borradores en "no más de un año".

 

El concepto de paisajes culturales está reconocido y hace años que la Unesco ha declarado protegidos este tipo de entornos como los jardines de Aranjuez, el Monte Perdido y la Serra de Tramuntana en Mallorca. Esto ampliaría las figuras de protección