Castilla y León ofrece a los hosteleros abrir las terrazas incluso en las provincias que no cumplen criterios
Cyl dots mini

Castilla y León ofrece a los hosteleros abrir las terrazas incluso en las provincias que no cumplen criterios

Terrazas vacías en Ávila por el toque de queda. Foto: Ical

Mañueco ofrece a los hosteleros elegir entre abrir solo terrazas sin interior incluso allí donde se superan los 400 casos por 100.000 habitantes, o permanecer cerrados.

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, ha hecho en Cortes una oferta de 'lo tomas o lo dejas' a los hosteleros de la Comunidad, a los que ha planteado poder abrir terrazas en todas las provincias, incluso en aquellas que no cumplen los criterios marcados para reabrir la hostelería, o permanecer cerrados: lo tendrán que decidir las asociaciones de hostelería de la Comunidad.

 

La Junta de Castilla y León tiene previsto prorrogar el confinamiento perimetral de Castilla y León, aunque no ha fijado fechas, y además este viernes permitirá la apertura de hostelería, centros comerciales y centros deportivos en Salamanca y León. Pero el presidente de la Junta ha sorprendido con una oferta a la hostelería del resto de la comunidad: podrán elegir entre abrir solo las terrazas o permanecer cerrados, incluso en aquellas provincias que están por encima de 400 casos.

 

Además de informar de que en el próximo Consejo de Gobierno se prorrogará el confinamiento perimetral de Castilla y León, Fernández Mañueco ha anunciado que la Junta permitirá la apertura general de las terrazas de toda la Comunidad, incluidas, por tanto, las de aquellas provincias con una incidencia acumulada a 14 días superior a los 400 casos por 100.000 habitantes y en las que aún serán de aplicación las medidas preventivas excepcionales del 6 de noviembre para frenar el aumento de contagios.

 

Las terrazas podrán abrirse “salvo que las asociaciones provinciales de hostelería se opongan, como ocurrió en su día”, ha señalado el presidente, quien ha recordado que a principios de noviembre la Junta ya mantuvo conversaciones con los representantes de la Confederación de Hostelería y Turismo de Castilla y León y de varias asociaciones provinciales para tratar dos posibilidades: el cierre completo o permitir la apertura de terrazas con suspendiendo solo la actividad en el interior. En aquel momento, la respuesta fue unánime a favor del cierre total. Ahora, el Gobierno autonómico volverá a consultar de nuevo al sector.

Noticias relacionadas