Castilla y León aprueba la ley que garantiza el acceso con perros de asistencia a zonas de uso público

Perro asistencia

Extiende este reconocimiento más allá de los perros guía a otros canes que ayudan en su vida diaria a quienes sufren discapacidaes o enfermedades como la diabetes o con autismo. Multas de hasta 10.000  euros si no se respeta la nueva normativa. 

La norma equipara los perros de asistencia con los perros guía, que acompañan a persona con discapacidad visual y para los que sí existía una legislación más clara en cuanto a la garantía de acceso a los espacios. Así, entre las principales novedades, sobresale que se extiende a más personas el derecho de acceso al entorno social con canes de asistencia, distinguiendo otras cinco tipologías.

 

TIPOS

 

A los efectos de esta ley y en atención a las aptitudes y habilidades adquiridas en su adiestramiento, los perros de asistencia se clasifican en los siguientes tipos:

 

a) Perro guía: perro adiestrado para guiar a una persona con discapacidad visual, ya sea total o parcial, o con una discapacidad auditiva añadida.

 

b) Perro de servicio: perro adiestrado para promover la autonomía personal de una persona con discapacidad física, mediante la ayuda y asistencia en las actividades de la vida diaria.

 

c) Perro de señalización de sonidos: perro adiestrado para avisar a las personas con discapacidad auditiva de la emisión de sonidos y su procedencia.

 

d) Perro de aviso: perro adiestrado para dar una alerta médica a las personas que padecen diabetes, epilepsia u otra enfermedad que se reconozca de acuerdo con lo previsto en el número 2 de la disposición final segunda de la presente norma.

 

e) Perro para personas con trastorno del espectro autista: perro adiestrado para promover la autonomía personal de estas personas usuarias mediante la ayuda y asistencia en las actividades de la vida diaria.

 

La ley establece los requisitos y condiciones para el reconocimiento y condición de perro de asistencia y persona usuaria, que deberán inscribirse en el correspondiente registro y contarán con un carné y distintivo.

 

ESPACIOS DE LIBRE ACCESO

 

La ley concreta también los lugares y espacios públicos o de uso público a los que se extiende el derecho de acceso, puesto que para algunos hasta ahora el reconocimiento era difuso o no existía. Undependientemente de su titularidad pública o privada, pueden acceder a los siguientes espacios:

 

a) Locales y lugares sujetos a la normativa reguladora de espectáculos públicos y actividades recreativas vigente en la Comunidad de Castilla y León.

 

b) Los definidos por la legislación urbanística vial aplicable en cada momento, tales como pasos de peatones, peatonales o de disfrute peatonal exclusivo o prioritario.

 

c) Lugares de esparcimiento al aire libre tales como parques públicos, jardines, playas, zonas de baño de ríos, lagos y embalses y otros espacios de uso público.

 

d) Centros de recreo, ocio y tiempo libre.

 

e) Centros de servicios sociales.

 

f) Centros oficiales de toda índole y titularidad cuyo acceso no se encuentre prohibido o restringido al público en general.

 

g) Centros de enseñanza de todos los grados y materias.

 

h) Centros sanitarios y socio-sanitarios, con la única salvedad de las zonas y áreas previstas en el apartado 3 del artículo 14.

 

i) Instalaciones y establecimientos deportivos.

 

j) Museos, casas de cultura, archivos, bibliotecas, teatros, auditorios, salas de cine, de exposiciones y conferencias o cualquier otro tipo de centro cultural. 

 

k) Parques zoológicos.

 

l) Almacenes y establecimientos mercantiles y centros comerciales.

 

m)Oficinas y despachos de profesionales liberales.

 

n) Espacios de uso público de las estaciones de autobús, ferrocarril, aeropuerto y paradas de taxi o de vehículos ligeros de transporte público, cualquiera que fuera su titularidad.

 

o) Establecimientos hoteleros, albergues, campamentos, bungalós, casas rurales, apartamentos, ciudades de vacaciones, balnearios, parques de atracciones, campings y, en general, establecimientos destinados a proporcionar, mediante precio, habitación o residencia a las personas, así como los restaurantes, cafeterías y cuantos establecimientos sirvan al público, mediante precio, comida o bebida, cualquiera que sea su denominación, y cualesquiera otros lugares abiertos al público en que se presten servicios directamente relacionados con el turismo.

 

p) Espacios naturales de protección especial, aún en el caso de que esté prohibido expresamente el acceso a perros.

 

q) Cualquier tipo de transporte colectivo público o de uso público, y los servicios urbanos e interurbanos de transportes en automóviles ligeros y taxi cuya competencia corresponda a las administraciones de Castilla y León, en los términos previstos en el artículo 11 de la presente ley.

 

r) En general, cualquier otro lugar, local o establecimiento de uso público o de atención al público.

 

Por supuesto también fija los espacios a los que no podrán entrar, como es el caso de las zonas de manipulación de alimentos que sean de acceso exclusivo para el personal en establecimientos de hostelería.

 

INFRACCIONES Y MULTAS

 

La nueva ley establece también un apartado de infracciones que se califican como leves, graves y muy graves y que afectan tanto a adiestradores, a las personas que van acompañadas por un perro asistencia como a quienes nieguen el acceso a alguno de los lugares que habilita para que estos canes puedan entrar. 

 

Las infracciones se podrán sancionar con multas desde 60 a 10.000 euros, tal y como recoge la ley, en función del calificativo que reciban. 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: