Casado pedirá el paso a fase 2 en una semana, pero avisa que "si hay repunte" hará como Valencia

Verónica Casado, consejera de Sanidad de la Junta de Castilla y León.

La consejera de Sanidad insiste en que "la vigilancia y los criterios epidemiológicos deben guiar siempre la decisión del cambio de fase".

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, ha confirmado que la Junta de Castilla y León pedirá el paso a la fase 2 de cara al 8 de junio, pero ha advertido de lo que hará si se produce un repunte en el número de casos nuevos.

 

"Si vemos que hay un repunte no haremos la petición del cambio de fase", ha dicho de manera tajante en su intervención de hoy, como parte de la rueda de prensa habitual tras el consejo de Gobierno.

 

"La vigilancia y los criterios epidemiológicos deben guiar siempre la decisión del cambio de fase", ha dicho Casado que no ha dudado en recordar el aumento de contagios en otras latitudes del mundo y en referirse a la decisión que tomó Valencia de quedarse en fase 1 un tiempo: se podría dar también en Castilla y León.

 

"Estamos hipervigilantes porque tenemos miedo de que esto vaya para atrás", ha remarcado la consejera que ha lamentado que "si empezamos a normalizar y no creemos que esto sea peligroso...".