Carolina Marín, final Mundial y un partido para hacer historia

Carolina Marín

Ganar su tercer Mundial la confirmaría como la mejor jugadora de la historia. 

La española Carolina Marín se ha clasificado este sábado para disputar la final del Campeonato del Mundo de bádminton, que se celebra en Nanjing (China), después de ganar a la jugadora local He Bingjiao por 13-21, 21-16 y 21-13 en un partido que se ha alargado 1 hora y 9 minutos.

 

Pese a evitar a la taiwanesa Tai Tzu Ying, número 1 del ranking mundial y principal favorita al título, Marín sufrió ante una He Bingjiao muy arropada por su público y que cerca estuvo de ratificar su sorprendente victoria en cuartos de final con otro triunfo ante la vigente campeona olímpica.

 

La onubense se anotó el punto inaugural del primer set, pero su rival remontó de inmediato y se mantuvo en cabeza hasta ampliar su renta y ganar así por 13-21 en 19 minutos. Marín hizo un desempeño sin demasiada profundidad en la pista, a remolque del peloteo y de las estrategias de la jugadora china.

 

En busca de su tercer título mundialista (después de los conquistados en 2014 y 2015), la andaluza recuperó al comienzo del segundo set sus buenas sensaciones de este torneo. Exhibió más agresividad y empezó con un parcial de 2-0, coincidiendo con un bajón físico de He Bingjiao tras sufrir ésta un feo tropiezo sobre la pista.

 

La asiática se recuperó hasta empatar 2-2, pero su oponente no se desconcentró y retomó la delantera con el 5-2. Bingjiao volvió a caerse en el noveno punto (6-3) y entonces afloraron sus nervios, lo cual aprovechó Marín para distanciarse aún más (9-5). Luego agrandó su ventaja hasta el 15-6, aunque He Bingjiao reaccionó gracias a un parcial de 2-7, apoyada en una defensa excelente y en su rapidez para ejecutar un par de restos claves.

 

LA ANDALUZA, MÁS ENTONADA EN EL TERCER SET

 

Marín rompió su dinámica negativa con un ataque plano que le valió poner el 18-13, para 'ipso facto' meter dentro un derechazo (19-13) y enfilar la trabajada victoria por 21-16 en el segundo set, tras 26 minutos de disputa. A esas alturas, ya se veía que He Bingjiao iba a exprimir a la española más que cualquier otra jugadora en las rondas anteriores de este Mundial.

 

Pero tal obstáculo no amedrentó a la de Huelva en el tercer y definitivo set, sino todo lo contrario. Logró el primer punto y dominó en el marcador hasta el octavo, cuando la china firmó un par de igualadas (4-4 y 5-5); pero había sido un espejismo, ya que Marín se fue al minidescanso con un 11-5 favorable y después alargó dicho parcial de hasta 8 puntos consecutivos (13-5).

 

He Bingjiao hizo de tripas corazón al calor de sus aficionados, pero la andaluza siguió acertada con varios golpes de revés paralelo y además mantuvo la calma cuando presionó la jugadora china (12-16). De esta manera, Marín abrochó el triunfo en la tercera manga por 21-13 y accedió a la finalísima por el título, donde se enfrentará a la ganadora del duelo entre la india Pusarla V. Sindhu y la japonesa Akane Yamaguchi.

 

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: