Beatriz Escudero reivindica que el PSOE esté "a la atura de la Historia" y deje el "sectarismo" contra el PP

Beatriz Escudero (Foto: E. P.)

La diputada 'popular' ha advertido de que su partido no quiere unas nuevas elecciones y de que intentará alcanzar un acuerdo con el PSOE.

La diputada 'popular' Beatriz Escudero ha advertido de que su partido no quiere unas nuevas elecciones y de que intentará alcanzar un acuerdo con el PSOE, del que espera que "esté a la altura de la Historia", sea responsable y abandone el "sectarismo" hacia el PP y su presidente, Mariano Rajoy.

 

A través de un artículo de opinión, la parlamentaria segoviana asegura que los únicos que está bloqueando la posibilidad de tener ya un Gobierno estable son el líder socialista, Pedro Sánchez, y el PSOE con su negativa a permitir que gobierne la fuerza más votada.

 

"Que nadie tenga dudas", señala la 'popular', quien agrega que Sánchez está ayudado por Albert Rivera y Ciudadanos y tilda la situación de un "bloqueo a la democracia" protagonizado por quienes "ni gobiernan ni dejan gobernar", algo que, según apostilla, es "todo lo contrario a lo que necesita España y están pidiendo los españoles".

 

Escudero ve sorprendente la actitud de Rivera y las ganas que tiene Ciudadanos de "apuntalar" al PSOE, primero a la Presidencia del Congreso y luego a la del Gobierno, y recuerda que hasta el último día de campaña el líder de la formación naranja afirmaba que nunca apoyaría a un "grupo de perdedores" contra la lista más votada. Sin embargo, dice, solo dos meses después "Rivera se ha convertido en la muleta del PSOE".

 

"Votar Ciudadanos es votar PSOE, y este es el gran fraude de Rivera, que sin duda le  costará  explicar a sus votantes", exclama.

 

En su escrito, con título 'El verdadero pacto, el verdadero cambio', la diputada opina que la investidura fallida de Sánchez, que califica como "fantasma", solo ha servido para hacer perder el tiempo a los españoles y afirma que el juego de los líderes del PSOE y Ciudadanos ya ha terminado, como también su acuerdo, ahora "muerto" porque el Congreso lo ha rechazado.

 

Se trata, avisa, de un acuerdo "malo para España", que va en contra del interés general, pasa por subir impuestos y derogar las reformas puestas en marcha, lleva encubierta una consulta en Cataluña y se basa en una reforma exprés de la Constitución. "Con él daríamos marcha atrás y volveríamos al despilfarro de los socialistas, que nos dejaron endeudados y con 3,5 millones de parados más", añade.

 

La parlamentaria incide en que el PP sigue planteando la necesidad de un gran pacto, pues "el interés de España está por encima de todo y de todos", y remarca que España necesita un proyecto sensato, responsable y coherente, un Gobierno de base amplia, unido en los grandes asuntos de Estado y capaz de impulsar reformas en un tiempo de incertidumbre, así como de afrontar los desafíos del futuro. Y ese Gobierno, resalta, ha de estar presidido por el candidato del partido vencedor de las elecciones.

 

"NO VALE UN GOBIERNO CUALQUIERA"

 

"El verdadero pacto y el verdadero cambio que necesita España pasa por sumar los 252 escan*os de PP+PSOE+C's. 252 escaños volcados en defender la unidad de España, en apuntalar el crecimiento y el empleo, en consolidar el bienestar, en cumplir con Europa y en vencer al terrorismo. 252 escaños para impulsar un pacto por el crecimiento y el empleo, un pacto para la reforma fiscal y de la financiación, un pacto social, un pacto educativo y un pacto por el fortalecimiento institucional", resume, a la vez que insiste en que no vale un Gobierno cualquiera, sino uno estable y como los que hay en Europa, donde la aritmética obliga a hacer coaliciones.

 

En su opinión, un Gobierno así es el único que puede hacer reformas para mucho tiempo, porque serán reformas apoyadas por mucha gente. "Es el Gobierno que puede dar un mensaje de confianza a los agentes económicos y sociales en España y fuera de ella, a los inversores y a los mercados", remacha.

 

La 'popular' indica que parece que PSOE y Ciudadanos pretenden "adulterar" las negociaciones para formar Gobierno y ve "preocupante" que, después de rechazarse su investidura, Sánchez y "su nuevo número dos", Albert Rivera, digan ahora que solo negociarán sobre la base de su "fallido programa de contrarreformas".

 

"Sánchez ha salido derrotado en su propia investidura por 131 votos a favor y 219 en contra. Tuvo su oportunidad y fracasó. Le pedimos ahora que desbloquee esta situación y deje gobernar a quien los españoles han dado mucha más confianza que a él. Le pedimos que respete la voluntad democrática de los ciudadanos y no les obligue, por su cerrazón, sectarismo e interés a tener que volver a pronunciarse el próximo 26 de junio", recalca.