Barcones destaca la explotación de la resina como alternativa laboral
Cyl dots mini

Barcones destaca la explotación de la resina como alternativa laboral

Visita de la delegada del Gobierno en Castilla y León.

Para dinamizar la economía y asentar población.

La delegada del Gobierno en Castilla y León, Virginia Barcones, destacó el papel de la explotación de la resina como alternativa laboral dinamizadora de la economía en zonas rurales, e importante fuente de ingresos en muchos municipios. Barcones asistió al homenaje que la Comunidad de Villa y Tierra de Coca (Segovia) rinde a los resineros y resineras, con el descubrimiento de una estatua conmemorativa.

 

“La resina ayuda a poner en valor nuestros montes, potencia el empleo de trabajadores autónomos en el medio rural, genera otros empleos indirectos y ayuda a combatir el principal problema de Castilla y León que es la despoblación, sostuvo Barcones.

 

La resinación es una alternativa laboral para personas jóvenes en muchos municipios de zonas rurales, especialmente en comunidades ricas en tierras de pinares como Castilla y León, además de ser una actividad que está estrechamente relacionada con la historia socioeconómica de estas comarcas y ”forma parte de vuestro acervo cultural” y del “conjunto de valores” que les identifica.

 

La delegada del Gobierno insistió en que la profesión de resinero y resinera se “identifica plenamente con el carácter de nuestras gentes, hombres y mujeres acostumbradas al trabajo duro y sacrificado” y recordó que su provincia de origen, Soria, es zona resinera, que comparte con Segovia, con Ávila, con Valladolid “una forma de vida digna de elogio y de homenaje, el que hoy les rendimos aquí en Coca”.

 

La cultura que conlleva la resina tiene implicaciones a nivel de tradición, léxico propio y valor como oportunidad de creación y mantenimiento del empleo, y por tanto, su capacidad para fijar población en zonas amenazadas por el éxodo de las nuevas generaciones. “Las administraciones estamos obligadas a arbitrar instrumentos que ayuden a este colectivo a superar las dificultades económicas que ha supuesto el predominio de los productos sintéticos, derivados del petróleo, sobre los puros, más ecológicos, biodegradables y menos tóxicos”, sostuvo

 

Plan de Recuperación

 

En un momento en el que el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia abre las puertas a proyectos que tengan por bandera la sostenibilidad y la lucha contra el reto demográfico, Virgina Barcones señaló que “el sector merece la atención de todos, especialmente en una comunidad autónoma como Castilla y León que producía ya en 2018 más de 11.000 toneladas de resina, sumados los pinos de propiedad pública y los de propiedad privada, de las que más de la mitad se producen en Segovia”.

 

Barcones ofreció su apoyo a las agrupaciones y cooperativas de resineros de los 60 municipios de Segovia que tienen lotes de resina, con 1,6 millones de pinos abiertos en producción en sus montes de utilidad pública. Un apoyo que hizo extensivo a todo el sector en Castilla y León que, en su conjunto, duplica las cifras que ofrece Segovia.

 

“Son cerca de 350 familias de resineros en esta provincia”, indicó la delegada del Gobierno, “que como yo están convencidas de que la resina natural es un producto que a corto plazo tiene un gran futuro”. En su opinión, el sector tiene que saber aprovechar las oportunidades que ofrece el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) que apuesta por un desarrollo verde y por la bioeconomía como motor de desarrollo”.

 

Por otro lado, recordó que los Presupuestos Generales del Estado, a través de planes europeos, contempla la posibilidad de que las comunidades autónomas proyecten programas de apoyo al sector resinero y que estos presupuestos, ahora en su fase de tramitación en el Senado, aumentan la inversión “para proyectos en nuestros montes”.

 

Igualmente se hizo eco del apoyo al sector desde el Programa Nacional de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación hasta el año 2025, que distribuye cerca de 30 millones de euros en tres pilares centrados en el fomento de la extracción de resinas, el refuerzo de la industria y la diferenciación de las resinas naturales.

 

Virginia Barcones estuvo acompañada por la subdelegada del Gobierno en Segovia, Lirio Martín, y por el alcalde de Coca, Mariano Herrero, que descubrieron una estatua conmemorativa que sirvió de homenaje de la Comunidad de Villa y Tierra de Coca a todas aquellas personas que desempeñaron o actualmente desempeñan el oficio del resinero.

 

La Comunida de Villa y Tierra de Coca está formada por: Coca; Nava de la Asunción; Fuente de Santa Cruz; Santiuste de San Juan Bautista; Navas de Oro; Villeguillo; Bernuy de Coca; Moraleja de Coca; Ciruelos de Coca y Villagonzalo de Coca. Mariano Herrero insistió en pedir que se convoquen las líneas de ayuda para el sector durante todo el año, para acabar con la temporalidad. 

 

“El resinero es una figura muy importante para los montes”, sostuvo Herrero, porque es un vigilante y ayudan mucho en la detección de los incendios. El alcalde de Coca agradeció al Servicio Territorial de Medio Ambiente de Segovia su disposición para realizar la estatua, obra del artista Julio César Murciego Cabrero.