Así se justifica 'El Chicle': "Tenía miedo de que me delatara. Mi intención no era matarla"

El Chicle (Foto: E. P.)

El asesino confeso de Diana Quer justifica su crimen hablando de "accidente" porque tiene mucha fuerza en los dedos. 

José Enrique Abuín ha asegurado a preguntas de la fiscal, que Diana Quer lo sorprendió en A Pobra mientras robaba gasóleo de un camión y que la "confundió" con una feriante, por lo que tuvo "miedo" de que le "delatara", pero que el homicidio fue accidental: "Mi intención no era matarla".

 

Ante el jurado popular en la primera sesión del juicio por el asesinato de la joven madrileña, 'El Chicle' ha asegurado que esa noche salió a robar gasóleo y que se encontró con la joven, que regresaba a casa tras asistir a las fiestas de la localidad, cuando portaba dos garrafas.

 

Ya que tenía antecedentes por narcotráfico y estaba pendiente de entrar en prisión si volvía a delinquir, Enrique Abuín ha afirmado que tuvo "miedo" a que la joven le "delatase" y "tener problemas con los gitanos", ya que la confundió con uno de los "feriantes".

 

Por ello, le "echó la mano derecha al cuello" y la cogió por detrás con la izquierda, sin "darse cuenta de la presión que hacía". "Cuando me di cuenta, no se movía, la golpee en la cara dos veces, pero no se movía. Mi intención no era matarla", ha añadido. "Tengo mucha fuerza en los dedos, ahora no porque no estoy operado", ha añadido. 

 

En todo caso, ha negado que metiese a Diana por la fuerza, aún viva, en su coche, que le quitase el móvil o que tuviese otra intención que el robo, admitiendo que, en todo caso, no avisó a la Policía al ver que no se movía. "Sé que lo hice mal, pero lo hice así", ha añadido.

 

Abuín ha negado que intentara desbloquear el móvil de Diana y ha relatado "mi primera intención era dejar el cuerpo en la ría [de Arousa], pero había gente y continué. Arrojé primero el móvil".

 

¿LLEVÓ A DIANA VIVA A LA NAVE Y LA VIOLÓ?

 

La Fiscal le ha preguntado sobre si Diana pudo llegar viva a la nave y allí fue violada. "No, eso no es verdad. La desnudé para que no quedaran restos en el coche, porque también lo usaban mi mujer y mi hija. Le saqué la ropa exterior, un nique y un pantalón corto. Lo enrollé todo. La ropa interior no se la saqué porque no estaba en contacto con el coche".

 

¿Cómo introdujo el cuerpo en el pozo? Abuín resopla. "La cogí por debajo de los sobacos, metí dos piernas y la fui bajando poco a poco y le faltaba al agua metro y medio hasta arriba, y el cuerpo se quedó flotando boca abajo. Decidí coger dos bloques [de hormigón] de la nave, los até con un cable a cada lado del cuerpo pero el cuerpo se quedó flotando igual".

 

El acusado ha reconocido que le pidió una coartada a su mujer. "Ella sabía que yo salí aquella noche por gasoil. Le pedí que dijera que ella estaba conmigo". Niega haberle pedido a sus cuñados que le encubrieran.

 

SU DETENCIÓN, SEGÚN EL

 

A preguntas de la acusación particular ha relatado su detención: "Me detienen el 29 de diciembre, acusándome de la muerte y desaparición de Diana QueDurante el trayecto me iba diciendo que dónde estaba el cuerpo. Yo se lo negaba en todo momento. Al llegar a casa me dijo que iba a ver a mi mujer esposada y que a mi hija no la iba a ver más".

 

Abuín acusa a los investigadores de facilitarles la versión del atropello. "Me decían que podía decir que era un atropello. Me lo iban diciendo mientras íbamos a Coruña. Yo no lo pedí. Los agentes ya me habían dicho lo del accidente. Cuando terminé de declarar con ellos estaba en la sala de interrogatorios y Don Miguel vino a decirme que mi mujer no se iría en libertad si no decía dónde estaba el cuerpo. Entró mi mujer y me dijo que si sabía dónde estaba el cuerpo, que lo dijera. Un agente le dio una patada a una silla y pasó volando a mi lado. Entonces dije dónde estaba el cuerpo. La Guardia Civil me ofreció el atropello. Yo desde un principio estuve callado".

Noticias relacionadas