Ampliado el plazo para la justificación de las obras de mejora de San José y El Palo de Mirasierra

Ha sido el consejero de Fomento y Medio Ambiente quien ha dado la noticia de ampliación del plazo. 

La Junta de Castilla y León va a ampliar hasta el 15 de noviembre el plazo para la justificación de actuaciones en el Área de Regeneración Urbana (ARU) de San José-El Palo Mirasierra, en Segovia.

 

Así lo ha confirmado este miércoles el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante su visita a ese barrio segoviano.

 

Suárez-Quiñones, quien ha argumentado que se trataba de una inquietud de los vecinos trasladada a la Administración regional por el Ayuntamiento de Segovia, ha explicado que la ampliación de ese plazo busca que se pueda completar "con toda tranquilidad" con lo proyectado y así "dar respuesta a las necesidades de los vecinos, a sus inquietudes y estar a su altura".

 

El ARU de San José-El Palo Mirasierra aborda una segunda fase de las actuaciones desarrolladas con anterioridad en la zona. En concreto, entre los años 2009 y 2014 se rehabilitaban 315 viviendas y mejoras de diversos espacios públicos. Actualmente, se han sumado otros 101 inmuebles dentro del marco definido por el Plan Estatal 2013-2026.

 

Suárez-Quiñones ha recordado que estos proyectos persiguen la regeneración de barrios "donde hay problemas de accesibilidad" así como de eficiencia energética con un resultado "más habitable y digno". Se trata de "evitar escalones en las ciudades, entre la parte buena y la más degradada", ha incidido antes de apostar por que tenga "continuidad" y todos los ciudadanos cuenten con "los mismos derechos de vivienda digna".

 

El barrio de San José Obrero es el resultado de tres promociones públicas realizadas por la Obra Sindical del Hogar y por el Instituto Nacional de Viviendas entre 1950 y 1956, en bloques de hasta cinco o seis plantas sin ascensor y con superficies de vivienda de 60 metros cuadrados.

 

Mientras, El Palo-Mirasierra está formado por tres grupos construidos en las décadas de 1960 y 1970, "con baja calidad constructiva y accesibilidad inadecuada", como han indicado desde la Consejería de Medio Ambiente.

 

La financiación para la mejora de las 101 viviendas ha sido acordada por la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Fomento y el Ayuntamiento de Segovia. En términos de aislamiento "se ha logrado un ahorro del 30 por ciento en el consumo de energía", como ha afirmado Suárez-Quiñones.