Alessandro Lequio sobre su hijo: "Es una enfermedad que asusta... no tiene que asustar tanto"

EUROPA PRESS Alessandro Lequio en la inauguracion miss sushi de su hijo Álex

Durante casi dos semanas se ha estado especulando si Alex Lequio o Aless Lequio como consta en sus redes sociales acudiría a la presentación o no de su nuevo restaurante Miss Sushi en el CC Heron Diversia.

Desde hace un par de meses Ana Obregón se encuentra al lado de su hijo en Estados Unidos donde permanece siguiendo un tratamiento en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center ya que los médicos le desaconsejaban volver a España.

Así era el padre del propio empresario, socio de la Agencia Polar Marketing, Alessandro Lequio el que daba la cara ante los medios para apoyar este nuevo restaurante en la Moraleja de Madrid y explicar con pelos y señales como estaba su hijo.

Alessandro Lequio: Álex no ha podido venir, tenía la intención de hacerlo pero la verdad es que tenía la intención de venir unos días, no solo a esto, para estar con la familia, para estar en casa, para alejarse del día a día del hospital pero ayer se lo desaconsejaron por completo y yo vengo a suplir su presencia.

P: ¿Qué tal está?

AL: Entender que me cuesta mantener una sonrisa pero es lo que hay que hacer.

P: ¿Cómo estáis, se ha hablado mucho, estáis asustados?

AL: Es una enfermedad que asusta, no tiene que asustar tanto pero sí trabajar todos los días y con todos los medios a tu alcance.

P: Está respondiendo bien al tratamiento.

AL: De momento estamos en lo que estamos, lo otro es especular.

P: Se está comentando que lo van a intervenir en breve.

AL: Mira, de momento estamos en lo que estamos, lo otro es especular y eso es absurdo porque hasta que no sepamos cómo se desarrolla todo, es absurdo.

P: ¿Cómo está Ana?

AL: Ana está como estaría cualquier madre, Ana es extraordinaria y aprovecho para decir que la única mujer que acompaña a mi hijo desde hace dos meses es su madre, no hay nadie más.

P: ¿Por qué en Estados Unidos?

AL: Por su edad hemos preferido que esté en las mejores manos y las mejores manos son las de un español y debería llenaros a todos de orgullo.

P: El otro día cumplió los años, se le organizó una pequeña fiesta.

AL: No pude estar, no se le organizó ninguna fiesta, esta es una enfermedad dura y larga y todos sabéis perfectamente de lo que estamos hablando.

P: ¿Él cómo está?

AL: Él es maravilloso, lo está pasando como cualquiera de vosotros con 26 años.

LEQUIO: "TODA LA FAMILIA ESTÁ MUY PENDIENTE DE ÉL"

P: Su hermano Clemente está pendiente de él.

AL: Toda la familia está pendiente, absolutamente toda.

AL: ¿Cuándo vuelves?

AL: En cuanto me digan, esto es cuánto y en fin, vamos a brindar a su salud.