Aldeadávila de la Ribera, un paraíso natural con vistas al Duero

Aldeadávila de la Ribera
Ver album

Enclavada en pleno corazón de Las Arribes del Duero, la localidad ofrece un rico patrimonio natural, cultural, arquitectónico y gastronómico para conquistar al visitante

Aldeadavila de la Ribera es uno de esos municipios que no deja indiferente a quien lo visita y lo conoce. Sus paisajes, sus miradores y sus gentes son capaces de conquistar a los más exigentes. Enclavado en pleno corazón de Las Arribes del Duero, es una de las localidades más importantes de la comarca y cuenta entre sus propuestas turísticas con una variada oferta de ocio de calidad y adaptado para todos los gustos y edades. 

 

La peculiaridad de su paisaje, con el encajonamiento del Duero, que llega en algunos puntos hasta los 130 metros de altitud, hace que sea visita obligada para los amantes de la naturaleza, los paisajes y las vistas increíbles. Y es que la localidad cuenta con algunos de los mejores miradores hacia el río Duero, su espectacular cañón y la famosa presa de Aldeadávila. Miradores como el Mirador del Fraile, el Mirador del Picón de Felipe, el Mirador de la Presa, Rupurupay, Rupitín, Lastrón o el Mirador de Mariota ofrecen espectaculares panorámicas sobre distintos puntos del río y de la localidad.

 

Quizá uno de los más conocidos y el más accesible de todos ellos sea el Mirador del Fraile, que ofrece algunas de las mejores vistas tanto de la presa de Aldeadávila como del cañón del río. Igualmente, el mirador del Picón de Felipe ofrece impresionantes vistas del parque natural en tramos donde la caída vertical del granito del cañón alcanza los 500 metros sobre el río Duero. El resto de los miradores permiten descubrir distintos aspectos de la localidad como su vegetación, las aves y panorámicas tanto de la localidad como de Portugal. Todos ellos se encuentran perfectamente señalizados.

 

 

Pero no sólo de vistas espectaculares se nutre Aldeadávila de la Ribera. Espacios naturales, la arquitectura de la localidad o zonas de recreo son otros de los atractivos que ofrece este municipio a quien lo visita. Así, uno de los puntos emblemáticos de la localidad es su presa, que constituye la obra de ingeniería hidroeléctrica más importante de España a nivel de potencia instalada y producción de electricidad. La construcción de esta presa se llevó a cabo entre 1956 y 1963 y desde entonces se ha convertido en un emblema de la localidad que le da nombre. Está acompañada por el conocido como Poblado del Salto, levantado para acoger a las familias de los obreros que construyeron la presa y que se estableció en el lugar que ocupaba el antiguo Convento de La Verde, un monasterio franciscano que fue abandonado tras la desamortización.

 

Por otra parte, la Playa del Rostro y el Área Recreativa de Rocoso son otros espacios de interés de la localidad y un importante recurso turístico y de ocio para vecinos y visitantes. La Playa del Rostro es un paraje natural privilegiado a orillas del Duero. Se trata de una playa artificial con zona para el baño en el que, además, se pueden alquilar piraguas y es punto de partida de un interesante paseo en barco por el río. Por su parte, el antiguo embalse de Rocoso se ha acondicionado como playa artificial con césped con sobrillas, servicios, zona para pescar, alquiler de piraguas y chiringuito. Sin duda, una visita obligada en verano.

 

 

Además de la naturaleza, Aldedávila de la Ribera ofrece al viajero un rico patrimonio monumental y cultural con iglesias, ermitas, palacios y museos para sorprender al visitante. Para ello, cuenta con una ruta urbana por el casco histórico que permite conocer algunos de esos puntos como la iglesia de San Salvador, la Torre Iglesia (una antigua fortificación que se empezó a construir antes de 1265), las ermitas de San Sebastián, Santo Cristo y La Santa, el palacio de Jerónimo Caballero, la iglesia de San Juan Bautista, el Convento Franciscano de Santa María.

 

Asimismo, merece la pena conocer su arquitectura popular, uno de los mejores ejemplos de arquitectura arribeña, donde la piedra de granito es la gran protagonista junto con el recercado de la cal de puertas de cuarterón y estrechas ventanas. Entre esta arquitectura popular merece la pena destacar sus tradicionales 'chozos', unas construcciones de planta circular rematadas por una falsa cúpula y que se encuentran diseminadas por el campo, la Fuente del Cabrero o los lavaderos tradicionales.

 

Pero, la visita a Aldeadávila de la Ribera no estaría completa sin conocer sus museos. El Ecomuseo de Las Majadas del Rostro es un espacio natural donde el visitante encontrará información sobre el desconocido mundo de los cabreros que residían junto a sus familias y rebaños en las majadas durante gran parte del año. Por su parte, el Museo Etnográfico Andrés Vaquero Vicente muestra figuras hechas con piezas de automóvil que representan tradiciones como la vendimia, la matanza, los encierros o la trilla. También merece la pena conocer el observatorio de aves, el merendero Llano de la Bodega y el parque de la Almazara, donde se puede ver maquinaria de la antigua almazara.

 

 

Los atractivos turísticos de esta localidad ribereña se completan con cinco rutas de senderismo perfectamente señalizadas que llevarán a los caminantes a los puntos de interés más importantes y ocho rutas BTT señalizadas y siete variantes que unen la localidad con otros puntos como Masueco, Mieza o Zarza de Pumareda para recorrer algunas de las zonas más bonitas e interesantes en esta zona de Las Arribes. Para ello disponen de un centro BTT con servicios con duchas y zona de lavado de bicicletas. Finalmente, existen rutas guiadas en todoterreno 4x4.

 

Y es que Aldeadávila ofrece a sus visitantes propuestas para todos los gustos y edades. Una oferta que no estaría completa sin una variada oferta gastronómica y hostelera de la máxima calidad. Así, la localidad cuenta con un gran número de alojamientos, tiendas, supermercados y, por supuesto, bares y restaurantes para degustar la mejor gastronomía de la zona. Todo ello regado, como no podía ser de otra forma, por el vino de Arribes, ya que esta localidad forma parte de la Ruta del Vino Arribes.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: