Admitidos 157 escolares para participar en el programa de la Junta 'Conciliamos en Semana Santa'

Del 2 al 6 de abril, los niños de entre 3 y 12 años que participan en la convocatoria disfrutarán de una variada oferta de actividades, mientras sus padres trabajan.

La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha publicado las listas definitivas de niños y niñas admitidos en el programa ‘Conciliamos en Semana Santa 2018’. En la provincia de Segovia, un total de 157 escolares se han inscrito para tomar parte en el programa, que en las vacaciones de Semana Santa se va a desarrollar en los municipios de El Espinar, La Lastrilla y Segovia capital. La convocatoria se dirige a niños con edades comprendidas entre 3 y 12 años, y se amplía de 12 a 14 años cuando se trata de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo escolarizados en centros ordinarios de Primaria.

 

Una vez publicadas las listas de admitidos, las familias deben abonar entre el próximo lunes, 19 de marzo, y el miércoles 21, la cuota asignada en cada caso, que se calcula en función de su capacidad económica y a la que se pueden aplicar descuentos y bonificaciones dependiendo de las circunstancias familiares. La resolución por la que se convoca el programa ‘Conciliamos’ condiciona el desarrollo del mismo a la asistencia continuada de al menos 15 niños, por lo que no se llevará a cabo en los centros donde el número de niños que confirmen la plaza, es decir, que realicen el pago de la cuota, no alcance este mínimo requerido.

 

Después de tres años congelada, la Consejería ha decidido mantener el coste para las familias igual para los próximos tres ejercicios, es decir, hasta 2020, por lo que los importes de estas cuotas se establecen en 4 o 6 euros al día, o exención de pagar cuota en el caso de las rentas más bajas, además de las bonificaciones en el caso de familias numerosas o en unidades familiares con dos o más niños solicitantes del programa y las exenciones anteriormente señaladas.

 

La Junta de Castilla y León, en colaboración con las entidades locales, pone a disposición de las familias esta fórmula de conciliación para aquellos padres que tengan que atender su actividad profesional en la franja horaria en la que se desarrolla el programa o que participen en actividades formativas convocadas por el Servicio Público de Empleo.

 

En Segovia, el programa, que arranca el 2 de abril y finaliza el día 6, se lleva a cabo en el edificio multifuncional ‘El Arenal’, en el municipio de El Espinar; en el Centro Rural Agrupado ‘Los Almendros’, en La Lastrilla; y en el colegio ‘Diego de Colmenares’, en la capital, siempre y cuando las familias de los menores admitidos en todos ellos confirmen la plaza y se alcance el número necesario de niños para el desarrollo de la actividad.

 

Son las entidades locales las que determinan las instalaciones que acogen ‘Conciliamos’, así como el número máximo de menores que puede tener cada una de ellas. Y se exige que el número mínimo de solicitudes y de asistencia continuada en cada instalación sea de 15 niños.

 

Este servicio a las familias se desarrolla los días laborales, de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas, aunque el horario puede ser ampliado desde las 07.45 hasta las 15.15 horas. Los niños son atendidos por profesionales con la titulación de monitor de ocio y tiempo libre, coordinador de ocio y tiempo libre, técnico superior de animación sociocultural o técnico superior en actividades físicas y animación deportiva.

 

Los monitores se encargan de realizar actividades plásticas y en relación con la naturaleza y educación ambiental, artísticas, deportivas, juegos, animación a la lectura y talleres para el fomento de la igualdad entre niños y niñas y de contenidos diversos como idiomas, manualidades y otros que puedan aumentar la capacidad y destreza de los niños participantes.

 

'Conciliamos' es un recurso de calidad que la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ofrece a las familias de Castilla y León en los períodos de vacaciones escolares de Semana Santa, verano y Navidad, para que los menores desarrollen actividades lúdicas mientras los padres mantienen su actividad profesional.