Abre en Segovia la primera fábrica de munición biodegradable del mundo

Cartucho Bio

La fábrica se encuentra en la localidad de Santa María la Real de Nieva.

La compañía biotecnológica española BioAmmo ha abierto la primera fábrica de munición biodegradable del mundo en la localidad segoviana de Santa María La Real de Nieva.

 

La factoría, dedicada a la producción y la comercialización de los primeros cartuchos biodegradables y biocompostables del mundo destinados a caza y tiro deportivo, emplea a 25 trabajadores y prevé aumentar la plantilla hasta 50 empleados en los próximos meses, según la información aportada a Europa Press a través de un comunicado.

 

Se trata de la única compañía del mundo que ha conseguido sustituir los cartuchos de plástico por un material bioplástico creado a partir de bioplomeros cien por cien de origen vegetal, lo que les hace respetuosos con el medio ambiente al reducir la huella de carbono debido a la eliminación total de plásticos en su fabricación.

 

Nada más arrancar, la compañía ya exporta el 80 por ciento de la produccion al extranjero, concretamente a Estados Unidos, Reino Unido, y paises del norte y este de Europa. Para dar respuesta a esta demanda, que se espera siga creciendo en los próximos meses, la fábrica ampliará la actividad de uno a tres turnos para que la factoría se mantenga en funcionamiento de forma ininterrumpida durante las 24 horas del día los 7 días de la semana para alcanzar una producción anual de 40 millones de cartuchos.

 

El proyecto ha requerido una inversión superior a los ocho millones y ha contado con la financiación de la Junta, Bankia y el capital de inversores privados. Asimismo, cuenta con el respaldo de todas las instituciones políticas de la región.