¿Volverá la tempestad después de Semana Santa?
Cyl dots mini

¿Volverá la tempestad después de Semana Santa?

Cuando ves, por primera vez y al principio, el comportamiento del rufián Rufián en las comisiones de investigación del Congreso, te hace gracia porque piensas que es la actuación de un payaso que solo intenta hacerse notar y queda como lo que es, una mosca cojonera, un analfabeto y con menos educación que el borrico, de cuatro patas, de Anastasio. El pregunta, repregunta, se contesta, interrumpe continuamente, no deja contestar al compareciente, hace preguntas capciosas, imbéciles, sesgadas, inútiles, se sale del tema, etc. e indica al compareciente, al que no deja contestar, sobre la respuesta que debe dar, vamos, el mejor ejemplo de lo que debe ser un parlamentario, y de paso deja al presidente o presidenta de la comisión como un pelele que se pasa todo el tiempo amonestándole, incluso advirtiéndole de que le expulsará y nunca lo hace. Digo que al principio y por primera vez, te hace gracia, pero solo los primeros cinco minutos, porque a medida que avanza el tiempo, lo que te va entrando es una mala hostia que, si fueras tú el presidente, dejarías de amonestarle, te acercarías a el y le soltarías tal hostión que le pondrías en órbita. Que esta gentuza esté en el parlamento, y que no sea la excepción que confirmaría la regla, dice mucho de la calidad de nuestra democracia.

 

De que te vas a asombrar ya cuando ves que la constitución de Gobierno en Cataluña está en manos de un forajido. Sin ninguna duda, calidad democrática.

 

La Audiencia Nacional le ha pegado un varapalo al ministro Malkasta, por prevaricador, vengativo y represaliador del coronel Pérez de los Cobos, que hubiera derribado a cualquiera del pedestal mas estable, pero al interfecto y compañeros de gobierno y anexos, se la suda, ya han salido todos en tropel a decir que hay jueces locos, pero que se preparen que ya les meterán mano. Además, están tan tranquilos, se mofan hasta de su sombra, piensan, si, si, ya, ya, ya llegará el recurso a instancias superiores y allí están los nuestros, veremos a ver quién se ríe más por ser el último en reírse. Esto nos pasa, se dicen, por andarnos con pamplinas, pero tranquilos, que si seguimos en el gobierno ya llegaremos a las audiencias y juzgados de primera instancia, hasta a los juzgados de paz vamos a pudrir, y lo harán, vamos que si lo harán, pero si hasta quienes deberían luchar por evitarlo los acompañan en el viaje. Que se puede esperar de alguien que sigue siendo amigo y compañero de la que le llamó maricón, se puede caer más bajo, aunque vete tú a saber, quizá lo consideró un halago.

 

La que se ha liado con la declaración de bienes de los gobernantes, aunque, otra vez, como es costumbre, mucho ruido y pocas nueces, Así que Pablo e Irene han pasado, desde que se dedican a la política, de ser poco menos que unos muertos de hambre, a tener un patrimonio, el declarado, que vete tú a saber, a ser castuza y clase alta. Lo comentas y como la gente tiene asumido que ladrón, apandador y político tienen muchas características comunes, te dicen que, ¿y qué?, ¿si tú pudieras no harías lo mismo? pues creo que no, yo no sería capaz de alcanzar tal grado de hipocresía y falsedad, pero en el caso de que, como humano no santificable, cayera en la tentación, si luego anduviera presumiendo por ahí de adalid de pobres y desamparados, defensor de los de abajo contra los de arriba, buen samaritano y madre Teresa de Calcuta, sería tan sinvergüenza como ellos.

 

Otra campanada, el portavoz de un sindicato de delincuentes en la lista de Podemos a la Comunidad de Madrid. Alguien a quien había que haber devuelto al lugar de donde vino por el artículo treinta y tres, se presenta a diputado. Tienen muy claro quiénes son sus votantes y que clase de gente bajuna les interesa poner para atraerlos, no tienen que esforzarse mucho para encontrarlos, sabemos que no les faltan amigos en el Ministerio del interior que les faciliten la lista de la flor y nata social, puede que también en la policía, puede que Villarejo o algún infiltrado que todavía quedará de su banda, que mucho tirarse trastos a la cabeza, pero luego seguro que se juntan, porque dios los cría.

 

Yo creía que Gabilondo era soso, si, pero honrado, inteligente y formal. Mira tú por donde, nos ha puesto también el mismo disco rayado, ha caído en la común costumbre de la izquierda y sus pregoneros, de culpar de todo los malo que pase en la galaxia a Isabel Díaz Ayuso y a la Comunidad de Madrid, que llueve, la culpa de Ayuso y Madrid, que no llueve, pues también, que la Mariblanca no se mueve, claro, como se va a mover, la pobre, si Ayuso no la empuja, en fin, que he pasado de creer que Gabilondo era parte del rescoldo de socialismo serio que todavía podría quedarle al PSOE a que es otro bochinchero o tonto de remate.

 

Uno no sale de su asombro al comprobar con que torpeza actúan a veces estos usurpadores de la voluntad popular, si, acepto que han sido votados, pero eso no les da derecho a abusos y tropelías, llegando a afirmar que convocar unas elecciones y dar voz al pueblo, de lo que, cuando les conviene, tanto presumen, pueda ser una actuación antidemocrática y traten de impedirlo. Digo que son torpes, porque la primera regla que debe cumplir un buen vendedor es no mencionar nunca a la competencia, y en el caso de verse obligado a ello, jamás hablar mal.

 

Cada vez que atacan a Isabel la están regalando votos, a este paso conseguirán que consiga la mayoría absoluta. Que distinto el hacer de Ayuso, igualito al del presidente de su partido, cuando dijo que ella no atacaría a Vox durante la campaña. No creo que los de Vox tengan nada que agradecerla, les hizo un flaco favor, seguro que con esa manifestación les levantó unos cuantos votos, pero no protestaron, Abascal es de los pocos líderes que saben aguantar y solo reacciona, cuando es necesario, con elegancia y altura de miras.

 

Presume la ministra Darías de que ahora si que nos van a vacunar a tutiplén, más pronto que ya, que ahora si que nos van a llegar las vacunas. Pues que bien, nos consolaremos con aquello de que mas vale tarde que nunca, que a este paso y teniendo en cuenta que, hasta en Andalucía ya han detectado cepas nuevas autóctonas y pronto se detectará alguna en algún pueblo de un habitante, si nos queremos salvar, las vacunas tendrán que ser sustituidas por un suero sembrado de nanorobot que, inyectados en el torrente sanguíneo, maten a los bichos de uno en uno.

 

En Francia, Italia y Alemania, vuelven a pintar bastos, sin embargo, en Portugal, que hace poco estaban al borde del colapso, bajan los contagios a niveles para presumir, parece que todavía no nos hemos dado cuenta de que este maldito bicho se manifiesta de forma sinusoidal, lo llaman olas, que es lo mismo, parece utilizar la táctica de ataque y retirada, habrá descubierto lo gilis que somos y lo fácil que se lo ponemos, veremos qué pasa aquí dentro de quince días, demos facilidades porque es Semana Santa, que como parece que estamos en el valle de la curva, aunque ya con síntomas de caminar a otra cresta, dejemos que el personal se solace, solo falta que salga Simón a decirnos que no pasa nada, que aquí todo va fetén. Si de algo podemos estar seguros es de que el iluminado Simón siempre acierta, que dice que va a hacer un tiempo espléndido, no se te ocurra salir sin paraguas que te calarás hasta la etiqueta de los gayumbos.

 

En fin, que yo no pienso ver la teleserie de telahinco sobre la Carrasca, por mucho que me la encuentre hasta en la sopa, da igual que pinches veas o leas donde sea, ahí está la Juana Rocío, el Pedro David y resto de vividores faranduleros y sinvergüenzas varios, prefiero ver “Los Soprano”, que son asesinos pero con gracia, hasta “El cuento de la criada” tiene más gracia, y además no intentan venderte una farfolla inmoral como si fuera cierta y una obra maestra. Hasta el cuento de caperucita, machista y enaltecedor de la violencia de género para la chusma vividora del invento, a mis años me entretiene más. A la cárcel con el Vasile y quienes subvencionan al pobrecito y le consienten, que una cosa es entretener al personal y otra aborregarle. ¿No es obligación del estado velar por la salud de los ciudadanos? ¿o la salud mental no cuenta?

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: