El maestro Covid-19
Cyl dots mini
Juan carlos lopez original

Recetas para educar

Juan Carlos López
Entusiasmo por la educación y por la vida

El maestro Covid-19

Aulas%20vac%c3%adas detail

Blog del profesor Juan Carlos López en Tribuna Valladolid.

Los maestros este septiembre necesitaremos hacer algo más y algo distinto. El que piense que este curso viene al colegio a “dar solo Matemáticas o Inglés”, mejor que se quede en casa. No podemos mirar hacia otro lado, y actuar “como si no hubiera pasado nada” pues sí ha pasado, sigue pasando y es algo muy gordo.

 

En primer lugar, deberemos ser optimistas y trasmitirlo. No debemos ir pensando “Ya verás, nos vamos a volver a confinar en breve”, “En los colegios va a haber un caos”, “Esto va a durar muchos meses...”

 

El maestro debe ser optimista y aprender a callar, para no crear malos rollos. Si queréis, antes del día uno de septiembre, escupís sapos y culebras, decís “pedo, caca y culo”, despotricáis contra todos los que creáis que han metido la pata, pero el día uno, nos pondremos el “traje de maestro súper profesional” y a darlo todo por nuestros niños.

 

No será un año fácil, habrá mucha incertidumbre y tendremos que aprender a vivir con ella en los colegios. Los equipos directivos tampoco lo van a tener fácil, pues se complicarán los horarios, la organización y habrá más tensión de lo habitual, por ello necesitaremos que todos arrimen el hombro. Y el que tenga una idea que la diga, “quietamente, y claramente” como decía Kipling.

 

Tenemos que transmitir seguridad a nuestros alumnos y también a los padres. Por ello, en los primeros días habrá que crear protocolos asumibles por todos, y transmitirlos con seguridad, aunque estos cambien según el devenir del curso.

 

Paso a paso

 

El aula la organizaremos de manera minimalista, será una excelente oportunidad para tirar trastos y dejarla con lo mínimo e imprescindible. Organizada con cabeza, con distancia, y con gusto, ¿con gusto y minimalista? Sí ¿por qué no? Cada día podemos recibirles con una música distinta, con una video distinto, positivo, colorido, bonito. Por el oído y el sentido de la vista parece que “no entra el bicho”.

 

Reunión con los padres

 

Este año será súper importante. Lo primero que tenemos que hacer es felicitarles por el esfuerzo que han hecho en el último trimestre.  Usar mucha calidez en la reunión. Como con la mascarilla no se nos verá la boca, debemos sonreír con los ojos y con nuestras palabras cálidas. “Bienvenidos a este reto”, “Con vosotros seguro que esto lo sacamos adelante”, “Conmigo podéis contar” …

 

Deberemos transmitir seguridad, cercanía, escuchar todas sus dudas, escuchar las propuestas, estar preparados para atender sus miedos. Nos van a dejar a sus hijos, lo más preciado que tienen, con un bichito peligroso pululando por ahí. Debemos ser compresivos. Tienen miedo, y eso genera, en ocasiones, agresividad incontrolada; debemos estar preparados, para amortiguarla, y dar permiso para que se expresen las emociones. Tenemos que  apoyarnos mucho en los equipos de Orientación Psicopedagógica.

 

Aclararemos todas las dudas sobre: las normas de higiene, cómo van a ser las entradas, y salidas, qué pasará con el material escolar, cómo vamos a corregir si no conviene manipular materiales, cómo serán los recreos, qué deben contar a los niños, qué no decir, cómo se irá al servicio, como será la clase de Educación Física, cómo se llevará a cabo el transporte escolar y el comedor…

 

Con los padres será imprescindible tener un mini curso de nuevas tecnologías en el que aprender a seguir una clase por videoconferencia, a enviar los trabajos de sus hijos a los profesores,… (y se debería hacer antes de empezar las clases) “just in case”,  por si acaso.

 

Con los alumnos

 

Tener en cuenta que los contenidos inicialmente ocuparan un segundo plano, necesitamos hablar y mucho: ¿Cómo vivieron el curso pasado?  ¿Pasó algo en sus casas? ¿Qué comentan sus papás sobre el tema? De manera individual, hay que averiguar si hay problemas de otra índole en casa: económicos, de paro, de abuelos enfermos, o en residencias.

 

Necesitan expresar lo vivido. Debemos hablar del miedo,  tratarlo en el aula. De qué echaron de menos en el final de curso; tengamos en cuenta que van a comenzar un curso sin haber cerrado el anterior, sin haberse despedido.  Muchas emociones quedaron escondidas como los posos de un vaso, si volvemos al cole con ese poso que no se ve, nos hará no sentirnos bien y no sabremos por qué. Si no expreso las cosas con palabras, “después hablará el cuerpo “, decía Buda. Todas nuestras experiencias quedan grabadas en nuestro cuerpo que es como la caja negra de los aviones donde todo queda registrado. Las emociones estarán a flor de piel, tener en cuenta que el niño es una olla exprés:  que mete, y mete presión, pero que en algún momento puede explotar: con rabietas, llorar, mal genio… Estemos preparados.

 

Este apartado será el eje de toda la actuación al principio y, según vayamos avanzando en el curso, debería tener un espacio diariamente.

 

Después, todas y cada una de las normas, ofreciéndoles argumentos adaptados a su edad. Seremos la figura que les dé seguridad. Aunque nosotros estemos ¡temblando! Somos los que tenemos que aparentar fortaleza en este viaje. La organización tiene que estar súper clara y la trabajaremos con los alumnos: entradas, salidas, recreos, servicios, qué hacer si uno tose, si hay mocos, cómo vamos a corregir, pues no podremos llevar ni tocar los cuadernos… y buscaremos formas para facilitarles esta nueva organización.

 

Y siempre con mucho, mucho cariño, y ánimo, palabras cálidas…, abrazarnos sin tocarnos.

 

Necesitaremos una carga de alegría, de ganas extras para lograr que, aún con esta situación tan anómala, el clima de la clase sea divertido, relajado, … Tendremos que tirar de imaginación para conseguir clases divertidas e ilusionantes adaptadas a estas limitaciones. Buscaremos rituales colectivos que nos ayudarán a restablecer la conexión: inventarnos nuestro grito de guerra, nuestro momento de eliminar tensión. (Una actividad que uso mucho en clase con los alumnos, es la de pintarnos en la suela del zapato aquello que nos da rabia, y bajar al patio a intentar borrarlo a base de dar pisotones en el suelo).

 

El profe Ramón nos comparte un juego, en el que incluye un “ALEJÓMETRO” cuantos más puntos consigues, más lejos está el virus.

  1. La mascarilla siempre puesta debes llevar. Solo el profe te dirá cuando te la puedes quitar. (4 puntos)
  2. La distancia de seguridad debes mantener, ya sabes que de metro y medio es. (4 puntos)
  3. En clase un gel habrá,  tus manos con él debes lavar, al salir y al entrar, y siempre que el profe te lo haga recordar. (3 puntos)
  4. Si por clase te quieres mover, una gran necesidad debes tener. (3 puntos)
  5. Sé que lo tuyo es la solidaridad, pero compartir materiales prohibido está. (3 puntos)
  6. De un día para otro la ropa del cole no debes usar, sin haberla antes procedido a lavar. (1 punto, aunque esta puntuación solo valdrá para el primer recuento del día)
  7. Solo con niños y profes de tu clase te podrás relacionar, porque serán tu grupo de convivencia escolar. (2 puntos)
  8. En el recreo, tu zona de juego debes respetar, y salir de ella no podrás. (2 puntos)
  9. En la fila, de uno en uno y con distancia de seguridad, usando el mismo lado de la escalera para subir y para bajar. (2 puntos)
  10. Que una mascarilla no sea impedimento para lucir cada día tu sonrisa y tu alegría. (2 puntos)

 

Habilidades del maestro

 

El mejor recurso que puedes llevar al aula eres tú, ningún recurso sustituirá la experiencia, la paciencia, el cariño, el conocer con detalle a tus alumnos y sus necesidades, la pasión, la actitud para levantar el ánimo. Mucha “locura y dulzura”. Son tiempos en los que la alegría está muy cotizada y hay que sembrarla.

 

Deberemos afrontar con naturalidad esta anormalidad. Ponernos las pilas en enseñanza telemática.

 

Amabilidad, capacidad de desahogarnos bien con compañeros o en casa. Permitirnos las emociones: nosotros también podemos tener miedo, tristeza, rabia, pero debemos aprender a manejarlos.

Habrá comentarios que pueden crear incertidumbre que no deberemos decir. Habrá incertidumbre y vaivenes, aprender a saberlos llevar. Saber priorizar los contenidos, no pasa nada por no dar todo el temario. Ahora más que nunca desarrollar las competencias y el trabajo emocional. Enseñar y aprender juntos a tratar con la adversidad.

 

Los colegios

 

Pautas muy claras, Claustros relajados, pues se avecinan muy tensos, buscar momentos para descargar tensión. Necesitaremos un asesor digital, bueno y disponible.  Personal de la limpieza ágil y dispuesto.

 

Una buena formación de trabajo telemático. Espacio y reuniones para desahogarnos y mostrar nuestras emociones. Habilidades para saber manejar reuniones negativas

 

Si debemos trabajar on line

 

Elegiremos una plataforma,  enseñaremos a alumnos y padres su manejo, nos aseguraremos de que todos los alumnos tengan dispositivos y conexión correcta, y si no, lucharemos para que así sea. Dejar claro las maneras de comunicación con niños y padres: wasap, mail, teléfono

 

 Recordad :

  • Responder a los correos automáticamente. Los niños necesitan un feed back rápido para animarse en  la distancia. Que nunca falten las palabras amables para romper la frialdad del medio digital. No podemos cansarnos de ser amables. Los correos deben comenzar con un ¿Cómo estáis? Y terminar con un “mil gracias”, “no os importe preguntarme”, “así da gusto”, “eres importante para mi”, “un abrazo” … etc.
  • Saber qué condiciones tiene en casa: De sitio, De uso de ordenador (si lo comparte con el hermano, o con los padres)
  • Si el ordenador les da problemas, ser mediadores para arreglarlo

 

Este curso supone un reto para todos. Tomémosla como un desafío y luchemos por conseguir que sea una buena experiencia, sobre todo para los alumnos. Para un adulto, estos meses “perdidos” son más asimilables; para un niño es tiempo vital en el que se le ha robado correr, jugar, reírse con sus compañeros…. debemos ofrecerle todas las experiencias que podamos para que vuelvan a disfrutar de tener al lado a sus compañeros.

 

Nuestro granito de arena es importantísimo en este lio. En este viaje todos tenemos algo de héroes. El maestro COVID 19 ante todo debe ser un MAESTRO

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: