E-learning ¿S í o no?
Cyl dots mini
Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

E-learning ¿S í o no?

Blog raul detail

Hace tiempo una persona me contó que durante muchos años estuvo convencida de que no le gustaba la tortilla de patatas. Cada vez que iba a un bar y alguien le ofrecía un pincho de tortilla, lo rechazaba de manera educada alegando que no le gustaba. Esto provocaba que las demás personas que iban con ella le miraran extrañados, ya que como todo el mundo sabe es imposible que no te guste la tortilla de patatas. Un día decidió, por lo que sea, acceder a comer un bocado. Y sorprendentemente para ella (al resto de personas no les asombró en absoluto), le gustó. Entonces cayó en la cuenta de que en realidad lo que no le gustaba era la tortilla de patatas que hacía su madre. Nuestra experiencia influye en nuestras opiniones sobre lo que nos rodea. En ocasiones podrás escuchar a personas que afirman que las vacunas son dañinas, que todos los hombres son unos violadores o que si deseas algo con mucha fuerza terminarás por conseguirlo… Esas afirmaciones surgen de la experiencia de quien las dice o porque se lo han oído a otras personas. Pero no porque se las crean significa que sean ciertas, ni mucho menos. Todas las generalizaciones son falsas, ya que siempre existirán ejemplos en uno u otro extremo que invaliden las aseveraciones globales.

 

Durante el año 2020, debido al COVID19, me he sumergido de lleno en el e-Learning. (No voy a entrar a definir qué es e-Learning y qué no, ya que eso daría para dos o tres artículos). La verdad es que ya había realizado algunos experimentos con anterioridad (monté hace varios años una plataforma Moodle desde cero y diseñé algunos cursos). Pero desde marzo me he dedicado a estudiar concienzudamente el diseño de la formación virtual, aprendiendo y experimentando. Y también he diseñado y he realizado varias formaciones para varias empresas.

 

Mis aprendizajes y mis experiencias me han llevado a cuatro conclusiones:
 

  1. La formación e-Learning no sirve para todo. Nunca logrará satisfacer algunos de los objetivos que la formación presencial sí logra. Por ejemplo, no es suficiente para entrenar competencias personales, ni mucho menos.

     
  2. Mucha de la formación que se ha realizado durante este año no es realmente formacion e-Learning. Debido a la pandemia muchos han tenido que dar soluciones rápidas a necesidades de formación, que sin pandemia las hubieran cubierto de otra manera. Pero es evidente que unas diapositivas “pegadas” en un LSM no es una formación e-Learning. Un curso que consiste en ir pasando diapositivas haciendo click, no es una formación online de calidad. La formación debe conseguir que el participante se involucre cognitivamente poniendo en relación nuevos conocimientos con los que ya posee y planteándose preguntas y retos a resolver con los nuevos conocimientos, estrategias y herramientas que está aprendiendo. Al fin y al cabo una buena formación e-Learning (como cualquier buena formación) debe conseguir que el participante cambie su comportamiento.

     
  3. La formación e-Learning no sirve para reducir la inversión en formación y desarrollo de las empresas. Algunas organizaciones han tomado la decisión, a mi parecer errónea, de convertir todas las formaciones en formaciones online con el objetivo de reducir los gastos en formación. Pero la buena formación online no tiene un precio bajo, porque requiere un buen diseño, buenos recursos: textos, videos, fotografías, infografías… que deben adaptarse a los participantes y a los objetivos. Quizá esto que voy a decir ahora sorprenda, pero la fórmula de “café para todos” no funciona. Repito, no funciona. Y crear recursos nuevos o adaptarlos supone tiempo, conocimiento y esfuerzo. Es decir, dinero. Un ejemplo personal: en mis formaciones no he utilizado el mismo video para varias empresas aunque los contenidos eran similares, porque los ejemplos (que son los que enganchan a los participantes) tienen que ser diferentes, incluso la manera de hablar se debe ajustar a la cultura de la empresa. Por lo tanto, he tenido que escribir diferentes guiones, realizar diferentes grabaciones y editar diferentes videos para diferentes empresas.

     
  4. El formato del futuro no es la formación presencial ni tampoco el e-Learning, sino la formación mixta. Por lo tanto será fundamental contar con profesionales que sepan diseñar programas formativos con conocimiento y experiencia en ambas modalidades para poder combinarlas de manera eficaz en cuanto al aprendizaje. Y en esta mezcla existen enormes posibilidades de innovación.

 

El e-Learning tiene, como la tortilla de patatas con cebolla, la virtud de generar opiniones extremas y contrapuestas: hay personas que lo aman y hay personas que lo odian.  Pero en este tema, como en muchos otros, la generalización es falsa. Objetivamente, la formación online es una herramienta que sirve para lo que sirve, pero siempre y cuando se haga bien. Un bolígrafo no sirve para abrir una lata de atún, pero cuando se utiliza para escribir hace un trabajo sobresaliente, siempre y cuando que se apoye en el papel por el extremo correcto. La formación e-Learning no sirve para entrenar competencias personales. Pero incluso en esos casos, un programa formativo bien diseñado, combinando adecuadamente la parte presencial con la virtual, da unos resultados excelentes. Lo garantizo.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: