¿A qué huelen los proyectos apasionantes?
Cyl dots mini
Silueta raul garcia diaz original

Para profesionales

Raúl García Díaz
Reflexiones y consejos para verdaderos profesionales, independientemente del puesto y del sector en el que trabajen.

¿A qué huelen los proyectos apasionantes?

Gmv detail

Es difícil tomar algunas decisiones. Aunque conozcas y practiques algún método para la toma de decisiones, algunas decisiones siempre son difíciles. Sobre todo si son decisiones que van a influir en tu vida y en la de las personas que te rodean, en tu futuro y en el suyo. No me estoy refiriendo a decisiones como elegir la marca de papel higiénico (aunque también eso pueda tener efectos a largo plazo en tu vida y en la de otros). Me refiero a decisiones en las que no todos los criterios para evaluar las diferentes alternativas son objetivos. O si existen criterios objetivos, tampoco establecen una gran diferencia entre las distintas opciones.

 

Si das un repaso a las decisiones que has tomado en tu vida profesional (e incluso personal) es probable que alguna vez, en alguna decisión, has llegado a ese punto en el que tenías que decidir si tirarte a la piscina o no. En esos momentos decisivos, las sensaciones que te generan una u otra alternativa pasan a ser claves para tomar la decisión final. Yo, al igual que tú y al igual que muchas otras personas en el mundo, me he encontrado en esa situación varias veces. ¿Me lanzo? Y hay veces que contestas que sí, casi sin dudar. Sí, “casi” sin dudar. Porque la certeza absoluta no existe.

 

¿Qué hace que te decidas a lanzarte a por un proyecto? ¿Qué es lo que sientes cuando tienes delante de ti un proyecto apasionante y entonces vas a por él casi sin pensarlo? ¿A qué huelen los proyectos apasionantes? ¿Esos proyectos en los que sabes que te vas a involucrar hasta la médula?

 

 Hace unas semanas me encontré con la respuesta mientras estaba viendo la serie de AppleTV+ titulada “Casas Vanguardistas”. (Porque para aprender, además de esforzarse, hay que ser curioso). Concretamente viendo el capítulo 2 titulado “Chicago”. En ese capítulo se hace un repaso de diferentes proyectos de transformación de edificios que el artista Theaster Gates ha realizado en Chicago, su ciudad. En un momento del capítulo en el que Theaster habla de un proyecto en el que transformó un edificio casi derruido en un centro artístico, el artista ante ese enorme reto confiesa lo siguiente: “me sentía entusiasmado, confiado e ignorante”.

 

Y, aunque en las cuestiones emocionales cada persona es muy particular, realmente creo que esas son las emociones que uno siente cuando se enfrenta a un reto, a un proyecto o a un trabajo apasionante.

 

Te sientes entusiasmado porque tienes ante ti una oportunidad. Un reto. Un objetivo a alcanzar. No va a ser sencillo. Porque va a requerir mucho esfuerzo, mucho trabajo, mucha energía, mucho tiempo. Pero también obtendrás de él una gran satisfacción, tanto al final del camino como en cada una de las curvas, en cada uno de los baches y en cada una de las cuestas que tendrás que subir. Porque es algo que va a merecer realmente la pena lograr.

 

Te sientes confiado porque tienes la certeza de que vas a ser capaz de lograr el éxito. No porque sea sencillo o porque sea fácil. Sino porque vas a implicarte al 200%, de esforzarte al máximo, de dejarte la piel. Porque sabes que tienes las herramientas para llevarlo a cabo ese trabajo o ese proyecto con éxito. Y tienes el coraje y las agallas para conseguirlo.

 

Pero también te sientes un ignorante porque eres realista y sabes que no lo sabes todo. Sabes que te encontrarás con situaciones en las que no sabrás qué hacer porque te faltan los conocimientos o te falta la experiencia. Y porque sabes que ignoras muchas cosas, buscarás el conocimiento que te falta por ti mismo o preguntando a otros y colaborando con ellos o dejándote ayudar.

 

Espero sinceramente que incluso en estos tiempos de incertidumbre, sigas encontrando o construyendo tus propios proyectos, trabajos y retos apasionantes. Esos que huelen a entusiasmo, a confianza y a ignorancia.

 

Gracias por leer.

 

Raúl García Díaz es director de la consultora de recursos humanos Entrepersonas

www.entrepersonas.com

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: