Filomena en el colegio
Cyl dots mini
Img818 original

Los lunes al sol

El Viudo
Blog de actualidad

Filomena en el colegio

Filomena%20valladolid detail

En un instituto, el director del colegio sospecha que cuatro profesores del claustro le están haciendo la cama, en la forma de educar e impartir las materias a los estudiantes. No tiene ninguna prueba, solo es una sospecha personal suya.

 

Llama a su jefe de área nacional y le dice: "Creo que hay cuatro profesores, uno de ellos mi mano derecha y mi portavoz del instituto y otra que lleva el tema de la sanidad de los alumnos, que no me gusta como dan las clases y se están revolviendo contra mí y hablando incluso con otros profesores para desbancarme del puesto del director".

 

El jefe nacional le dice que si puede aportar alguna prueba sólida para poder despedirles del centro educativo a lo que él responde: "No tengo ninguna prueba, sólo es mi percepción, pero si dejo escapar la duda de su gestión y digo que me parece que no tengo su confianza puedo suspender las clases y que los alumnos voten de nuevo que profesores quieren". "¡Cómo vamos a hacer eso -si estamos justo a medio camino de que los estudiantes acaben sus clases y sus exámenes-! Se nos podrían todas las familias en contra y además de nuevo elegir a otros profesores, otras aulas, otros métodos de enseñanza, otras prácticas, considero que es mucho lío, encima ahora que estabas tramitando las ayudas que vienen de fuera para que nuestros alumnos tengan piscina, zona deportiva, biblioteca…"

 

"No te preocupes por los alumnos, están acostumbrados a vivir en esas aulas desde hace tantos años ya, que les da igual, no aspiran a ninguna mejora y de los padres ya se ocuparan los medios de comunicación de decirles que hay que volver a ser buenas personas y ciudadanos ejemplares y que por el bien de sus hijos deben ir de nuevo un domingo a meter una papeleta para que sigan los profesores de siempre. Eso es bien fácil, de eso me encargo yo", le contesta.

 

Así que el director echó del instituto a los cuatro profesores e inmediatamente eligió a otros cuatro, los primeros en su despedida le llamaron mentiroso, egoísta, ególatra, pelota, resentido y manipulador, pero recogieron las cosas del pupitre, borraron del encerado la última clase expuesta y se fueron a sus casas. El director llamó a todos los medios de comunicación y les dijo: "Voy a decir de nuevo a los padres que elijan a los profesores para empezar un nuevo proyecto escolar de cuatro años"

 

Un becario, recién salido de la facultad de periodismo, que no sabía todavía cómo eran las cosas del instituto le preguntó: "Para echar a cuatro profesores usted tendrá una prueba convincente para hacer esta denuncia y provocar esta revuelta en su centro educativo". El director dijo: "Prueba sólida no tengo ninguna, pero creo que es mejor para todos cerrar el centro y volver a abrir de nuevo con otros profesores, además hay un centro de nuestra misma institución en Madrid, que lo dirige una directora joven que va como un tiro y quiero copiar su modelo y su gestión. Así que les animo a ustedes que desde sus medios animen a todos los padres a que vayan de nuevo en breve un domingo a que nos den de nuevo su confianza"

 

Un periodista le insinuó una duda: "Se rumorea que puedan llegar nuevos profesores, que lo único que quieren es que el centro educativo desaparezca y que las clases se den solo desde Madrid para todos los alumnos y que lo mejor sería cerrar todos los centros en España y centralizarlo todo en una sola ciudad y una sede". El director del centro, mantuvo un silencio prolongado"No pasa nada, seguro que podemos lograr que todos los profesores elegidos sean de mi confianza y si llegan nuevos ya veremos qué  hacemos con ellos"

 

Así que nos encontramos con los jóvenes en casa en estos días, esperando a que de nuevo sus padres elijan la manera en la que serán educados y los distintos profesores por tweeter, Instagram, periódicos y tertulias van de nuevo animando a los padres a que escojan la papeleta de siempre para que salgan los profesores de siempre, en las aulas de siempre y con el mismo uniforme, cuadernos y bolígrafos. No importa que cuando acaben el ciclo educativo lo primero que tengan que hacer es irse a otras ciudades o países, lo importante es que los profesores siempre sean los mismos.

 

Y para ello desde los medios de comunicación insisten estos días es que es mejor que sigan los de siempre, para obtener los beneficios de siempre, no vaya a ser que vengan nuevos profesores que quieran llenar las aulas de gente con ánimo e ilusión, que se vive muy tranquilamente aquí y se vacía que se vacíe, que luego querrán venir estudiantes negros o terroristas o independentistas y nos quitan el privilegio de vivir en este colegio donde se vive muy bien. Y si no logramos los profesores que queremos, decimos como Trump, que los padres no son legítimos y volvemos a repetir las votaciones.

 

Y Filomena llegará al instituto y los alumnos quedarán de nuevo atrapados por la nieve, pero es que aunque se les avise, ellos siempre quieren salir al patio a jugar aunque el suelo esté resbaladizo y peligroso.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: