El infinito en un junco
Cyl dots mini
Jairo original

El Parnaso

Jairo Martín
El blog del filólogo y escritor Jairo Martín en Tribuna

El infinito en un junco

Junco detail

Nueva parada de El Parnaso en su viaje por la literatura actual. En esta ocasión, vengo a hablaros de El infinito en un junco, de Irene Vallejo. Casi seguro que todos habéis oído hablar de él no solo por haber recibido el Premio Nacional de Ensayo 2020, sino porque se han vendido miles y miles de copias. Irene Vallejo presenta en El infinito en un junco el libro a lo largo de la historia. Hace un viaje desde ese junco que con el tiempo fue variando su forma hasta llegar hoy en día a nuestras manos como un libro con sus páginas y cubierta. Lo que más llama la atención de la obra es el amor que Irene Vallejo desprende por los libros; no es un ensayo al uso que para el gran público pueda resultar aburrido, no. El infinito en un junco ha tenido tanto éxito porque está escrito con amor, con devoción por los libros, tanto en su forma material como en su contenido literario. A lo largo de toda la obra, Vallejo va desgranando la historia para mostrarnos cómo el libro, la escritura en papel, en papiro o en lo que sea trasciende a todos y a todo. Nos deja la sensación de que un libro es mucho más que un cierto número de hojas unido contando una historia. Desde la Piedra Rosetta y las bibliotecas de Oxford hasta los libros electrónicos. La historia de la humanidad concentrada en algo imperecedero, algo que siempre ha estado ahí; de una forma u otra, el libro se ha mantenido intacto. Atravesando guerras, incluso superando la tecnología en nuestros días. Cierto es que a lo largo de los años hemos sufrido innumerables pérdidas, ya que se cree que hoy en día conservamos tan solo el 1% de la creación literaria clásica. El infinito en un junco, todo sea dicho, no es un libro que vaya a gustar a todo el mundo. Aunque es cierto que si estás acostumbrado a leer novela y nunca te has enfrentado a un ensayo puede que este libro sea un buen inicio. La forma de narrar de Irene hace la lectura muy llevadera. Leyéndolo tienes la sensación de que ella se sienta contigo a contarte una historia, un cuentacuentos con una pluma verdaderamente buena.

 

Encontramos en la obra continuas analogías entre el mundo clásico y el moderno, continuas referencias a escritores, algunos tan conocidos como Goethe, Tolkien o Lovecraft. Y son estas analogías y referencias las que nos hacen ver cómo ha fluido durante siglos la transmisión del saber a través de los libros.

 

Escribiendo estas frases es inevitable pensar en la nueva Odisea publicada por Blackie Books, que de nuevo deja constancia del poder de los textos antiguos que, sin darnos cuenta, dejan huella en cada uno de los escritores de todos los tiempos. Irene Vallejo consigue con esta obra dar un golpe sobre la mesa y decir aquí está el libro y aquí se queda. También da un golpe en la mesa a nivel personal y profesional, ya que la repercusión de su obra ha alcanzado todos los niveles y se hace un hueco entre lo mejorcito de la literatura española actual. Parece este texto un continuo halago a la autora, pero es que cualquier amante de la literatura encontrará en estas páginas un aliado, alguien con quien poder hablar de literatura y contarse anécdotas. Irene Vallejo hace del ensayo un género tan fácil que parece que cualquiera podría sentarse a charlar con ella sobre libros.

 

Como recomendación final, os aconsejo leer esta obra con calma, disfrutar de cada página, incluso leerla en voz alta en recuerdo a los aedos que iban cantando las gestas de los héroes de pueblo en pueblo.

 

Una obra para degustar, quizá con un buen vino, de la Ribera, y para dejarte con esa sensación, días después, de haber tenido en tus manos un libro que se leerá muchos años después de su publicación.

 

¡Viva el libro!

 

Por hoy es suficiente; El Parnaso continúa su viaje literario. Nos vemos en la próxima parada.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: