La DGT dobla esta semana los controles de velocidad en las carreteras convencionales

La DGT inicia una campaña en la que realizará hasta 140.000 controles de velocidad con los radares, fundamentalmente en las carreteras secundarias.

La velocidad excesiva o inadecuada es un factor de riesgo fundamental que determina la mayor o menor incidencia en la siniestralidad vial, la gravedad y el grado de lesión de las víctimas en caso de accidente. Además, en el caso de accidentes mortales, en un 20% de ellos la velocidad fue un factor concurrente. En 2015 (último año con datos consolidados) más de 300 personas fallecieron en las carreteras en accidentes en los que la velocidad fue uno de los factores que estuvo presente.

 

Por este motivo y porque concienciar a la población para que respeten los límites de velocidad establecidos es esencial para reducir la siniestralidad, la Dirección General de Tráfico comienza este lunes una nueva campaña de concienciación y vigilancia de la velocidad en carretera que se prolongará hasta el domingo 23 de abril.

 

Durante una semana, los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil duplicarán los controles para vigilar que los conductores cumplen los límites establecidos en las carreteras, en especial en los más de 140.000 kilómetros de vías convencionales que hay en España, carreteras que presentan un mayor riesgo vial y que registran 8 de cada 10 fallecidos. Como suele ser habitual en este tipo de campañas, la DGT invita a los ayuntamientos a sumarse a la misma de modo que también en las vías urbanas se realice esa concienciación y se controle la velocidad.

 

 

¿POR QUÉ IR CONTRA LA EVIDENCIA?

 

Según se recoge en el estudio “El porqué de los radares: efectividad de los radares como medida de control de velocidad, del Grupo de Investigación Facthum.lab de la Universidad de Valencia “la velocidad excesiva reduce el tiempo de reacción, dificulta el control del vehículo y la rectificación de la trayectoria, aumenta la agresividad y el estrés del conductor y altera el funcionamiento sensorial (disminuyendo el campo visual) y el fisiológico (aumentando el nivel de fatiga)”

 

Además, según la Dirección General de Movilidad y Transporte de la Comisión Europea, la velocidad es un factor determinante en el 30% de los accidentes mortales y el exceso de la misma aumenta tanto el riesgo de sufrir accidentes como la probabilidad de sufrir lesiones de carácter grave e incluso morir. Esta misma situación se produce también en el caso de atropellos a peatones, según la OMS a partir de 80km/h es prácticamente imposible que un peatón se salve en caso de atropello. A una velocidad de 30 km/h el riesgo de muerte del peatón se reduce al 10%

Comentarios

Euripides 19/04/2017 13:53 #2
A propósito de lo que dice CIUDADANO, comentario 1, tiene toda la razón, pero no quieren porque entonces no para la gente en los bares y, en menor medida, en otros establecimientos
CIUDADANO 19/04/2017 11:06 #1
totalmente de acuerdo con la teoría .Pero para coger el toro por los cuernos lo propio sería que las travesías de los pueblos se eliminasen con circunvalaciones.

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: