Tribuna mini Saltar publicidad

El Madrid entra en barrena y no puede con el efecto Miribilla

El equipo de Laso, desdibujado todo el partido, se agarró al carácter de Llull, 'el Chapu' y Felipe pero no bastó para vencer al Bilbao Basket. Los blancos pierden el liderato.

 

FICHA DEL PARTIDO

 

BILBAO BASKET: Dairis Bertans (16), Mumbrú (11), Colom (4), Marko Todorovic (10) y Hervelle (17) --cinco inicial--; Dejan Todorovic (-), Andjusic (10), Williams (8), Borg (10) y Wragge (3).

  

REAL MADRID: Llull (16), Nocioni (18), Rudy Fernández (11), Maciulis (-) y Ayón (6) --cinco inicial--; Rivers (2), Campazzo (2), Reyes (14), Carroll (7), Mejri (-) y Bourousis (4).

 

PARCIALES: 26-18, 27-14, 22-23, 14-24.

  

ÁRBITROS: Arteaga, Perea y Sánchez Mohedas. Eliminados por faltas Hervelle y Mumbrú por parte del Bilbao Basket. Y a Reyes y Campazzo en el Madrid.

  

PABELLÓN: Bilbao Arena.

El Bilbao Basket ha apabullado (89-79) al Real Madrid en Miribilla en el duelo correspondiente a la undécima jornada de la Liga Endesa, un choque en el que los locales rozaron la perfección ante un rival desacertado y que cede el liderato en favor de Unicaja después de encajar la segunda derrota consecutiva.

  

Los 'hombres de negro' de Sito Alonso llegaban tocados en su orgullo tras su derrota la pasada semana en San Sebastián, con una mala imagen, y saltaron a enmendarlo con los diente afilados. Al otro lado, un Madrid también tocado tras perder por primera vez esta temporada y encima en el derbi ante Estudiantes se vio sin respuesta ni acierto para ello.

  

A pesar de que el último cuarto (14-24) fue para los blancos, el conjunto bilbaíno pasó por encima de los madrileños, haciéndose fuerte desde la línea de tres, todo lo contrario --como refleja el 5/26-- que los de Pablo Laso. La gasolina de los blancos, sin chispa por la intensidad local y el desgaste de jugar el viernes Euroliga, no pudo igualar la intensidad y garra mostrada por los locales.

  

Los blancos se vieron sorprendidos por un inicio fulgurante de los locales. Evitando a las torres visitantes, el Bilbao se lució desde la línea de tres y con un acierto del tiro exterior que llevó la ventaja al descanso a los 21 un puntos para los de Sito Alonso. Entre Dairis Bertans (16 puntos), Álex Mumbrú (11) y, en especial en el segundo cuarto, Danilo Andjusic (8), destrozaron al Madrid.

  

No tenían su día los de Laso, pero además, en frente se encontraron con un equipo más que enchufado, mordiendo en cada jugada. El Madrid se defendió como pudo y Reyes, Nocioni y Llull mantuvieron por momentos la diferencia en 10 puntos, pero en el segundo cuarto la velocidad de crucero fue inalcanzable por unos blancos huérfanos de Sergio Rodríguez y por tanto sin su revulsivo para la segunda mitad.

  

El conjunto madridista apretó en defensa para frenar la sangría, pero su acierto siguió dejando mucho que desear, con lo que recortar la diferencia en el marcador se antojaba complicado en un Bilbao Arena disfrutando de lo lindo y alentando a los suyos para no dejar escapar la gesta. El 1/15 en triples para los de Laso poco antes de terminar el tercer parcial era una losa para un Madrid que entraba 20 puntos abajo a los últimos 10 minutos (75-55).

  

Para entonces, Hervelle se había sumado a la fiesta, encargado también de arengar a la afición en cada canasta. Un parcial de 2-10 en el último cuarto acercaba a los blancos. Sin embargo, un Bilbao que acaricia la Copa del Rey con su octava victoria no dejó escapar este homenaje. Algo ha cambiado sin duda en Miribilla, cuando hace nueve meses, tras este mismo partido, los jugadores se disponían a la huelga por no cobrar en un equipo cuya presencia en la Liga Endesa estuvo en el aire hasta el último momento.