El campeón de Liga se da un baño de masas en La Cibeles

Marcelo y Ramos junto a la diosa Cibeles

La plantilla del Real Madrid, campeón de Liga, llegó a la mítica plaza a las 2:30 de la madrugada, después de cerrar el campeonato en La Rosaleda. La afición y la plantilla celebraron el título y también se acordaron de los rivales, en particular de Piqué y el Atlético de Madrid. 

Más de 30.000 aficionados madridistas se congregaron en la madrileña Plaza de Cibeles para festejar el trigesimotercer título de LaLiga Santander conquistado este domingo por el Real Madrid pese a que el equipo no llegó hasta bien entrada la madrugada del lunes.

 

Desde que el colegiado De Burgos Bengoetxea pitó el final del partido en La Rosaleda, la hinchada blanca se fue en masa a su tradicional punto de celebración de las victorias para vivir la alegría por un éxito liguero cinco años después del último y esperar a los jugadores y cuerpo técnico del campeón.

 

 

Animados por la música de un DJ, los aficionados que acudieron a la Cibeles, vallada y ataviada con la pancarta 'Gracias madridistas', esperó pacientemente al autobús descapotable que trasladó a los protagonistas desde el Santiago Bernabéu al lugar.

 

Zidane y sus jugadores llegaron a su estadio cerca de las dos de la mañana y se subieron al vehículo, donde se podía leer el lema '33 Liga, Campeones 2016-2017', para reunirse con su eufórica hinchada, que les recibió al grito de 'Campeones, campeones', bajo la música del himno 'antiguo'. Pronto comenzaron con los mensajes a sus rivales y ahí el que se lleva el protagonismo es un culé: "Piqué, c..., saluda al campeón".  Un cántico que varios jugadores, con el micrófono en la mano, dieron continuidad ante la carcajada general. También se acordaron del Atlético tras la polémica de los tifos en las semifinales de la Champions: "Indios, decidme qué se siente". 

 

 

Como suele ser tradición, sólo los dos primeros capitanes, Sergio Ramos y Marcelo Vieira, pudieron acceder a la diosa. El de Camas, tras darle un cariñoso beso en la mejilla, le puso una bandera de España con el escudo del Real Madrid, mientras que el brasileño le colocó una bufanda madridista al son del 'We are the Champions'.

 

 

La noche discurrió sin incidentes de relevancia y un total de 28 personas fueron atendidas por los servicios sanitarios en la madrugada de este lunes en el marco de las celebraciones, según uentes de Emergencias Madrid.

 

La mayoría fueron atendidos por SAMUR-Protección Civil por mareos, contusiones y caídas, si bien una persona fue hospitalizada en la Fundación Jiménez Días debido a una posible fractura de tobillo.

 

 

El Samur desplegó un dispositivo en Cibeles para dar cobertura a la celebración del Real Madrid con unidades de Soporte Vital Básico (SVB), Soporte Vital Avanzado (SVA) o Dispositivo Especial Preventivos DEPAS, entre otros.

Noticias relacionadas

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: